Vida Cristiana

¿Quiere ver a Dios en su vida? | VIDA CRISTIANA

Juan 14.23

Juan 14:21-23

“El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, Y ME MANIFESTARÉ A ÉL. Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y MI PADRE LE AMARÁ, Y VENDREMOS A ÉL, Y HAREMOS MORADA CON ÉL.”

Muchas de las personas con quienes comparto me dicen que no experimentan la presencia real de Dios en sus vidas. A pesar de que puedan conocer a Cristo cómo su Salvador, vayan a la iglesia, y hasta lean la Biblia en forma regular, no experimentan a Dios de una manera viva y transformadora. Sus experiencias con Dios son muy esporádicas o casi nulas.

Durante muchos años de mi vida esa historia me fue muy similar. Pasé muchos años de mi vida lejos de experimentar una relación personal y viva con Dios. El pecado, la falta de una relación diaria de lectura de la Biblia y de oración, y el estar apartado de la iglesia hicieron que esos años pasaran sin una relación tangible con Dios.

Claro que Dios no estuvo completamente apartado de mi vida, ya que estuvo a mi lado cuidándome a pesar de lo mal que estaba, sino que yo no pude “palpar” Su presencia porque mi alma y corazón estaban lejos de Él. Además perdí muchas de mis bendiciones. Fueron unos años de fría oscuridad espiritual.

Gracias al Señor esta historia es diferente, ahora es más real y personal de lo que nunca llegó a ser y oro para que crezca cada día.

Jesucristo dijo a sus discípulos que esta relación íntima con ellos se daba en ecuación directamente proporcional con el AMOR y la OBEDIENCIA a Su Palabra.

Dios se manifiesta con todos. Nos da vida, salud, provisión, cuidado, etc… Pero nosotros no lo palpamos en forma más real porque espiritualmente estamos alejados de Él cuando no lo obedecemos. Su presencia se hace más evidente cuando andamos en obediencia; cuando día a día desarrollamos esa relación íntima a través de nuestro tiempo diario, amando Su Palabra, orando y compartiendo con otros discípulos del Señor.

Amar Su Palabra es llegar a leerla diariamente, disfrutando cada día de la lectura de Ella. Yo no puedo amar a algo a lo que no le dedico tiempo. ¿Cómo está su tiempo de lectura de la Biblia?

Guardar Su Palabra es ponerla en práctica en nuestra vida, en otras palabras, vivirla cada momento. Si amo lo que Dios me dice, pues es obvio que haré lo posible por cumplirlo, eso es guardar la Palabra de Dios. ¿Cómo está su obediencia a lo que Dios le dice a través de la Biblia?

Jesús dice en el pasaje que su manifestación será evidente cuando amamos y guardamos (obedecemos) Su Palabra. El Dios que habla la Biblia puede ser real en su vida, ¿Está usted dispuesto a aceptar la invitación?

Apocalipsis 3:20

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; SI ALGUNO OYE MI VOZ Y ABRE LA PUERTA, ENTRARÉ A ÉL, y cenaré con él, y él conmigo.”

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s