En qué creemos

Declaración de Fe

  1. UNA BIBLIA PERFECTA: Creemos en la inerrancia e infalibilidad divina de los sesenta y seis libros de la Biblia. De hecho, es la misma Palabra de Dios.
  2. UN DIOS EN TRES PERSONAS: Creemos que Dios es en esencia un solo Ser (Dt 6:4); pero que se encuentra manifestado en las Tres Personas de la Deidad: Dios el Padre, Dios el Hijo; Dios el Espíritu Santo (Mt 28:19), mismos en absoluta unidad e igualdad.
  3. UN SALVADOR PERFECTO: Creemos que Dios el Hijo se encarnó en un cuerpo humano, vivió y murió en una muerte sustitutoria. Creemos que Jesucristo es el único Salvador del ser humano que se encuentra perdido.
  4. UNA RESURRECCIÓN FÍSICA DE JESUCRISTO: Creemos que Él se levantó corporalmente de la tumba donde Su cuerpo estaba por tres días y tres noches. Creemos que se levantó en victoria de la muerte, el infierno y la sepultura.
  5. UNA SALVACIÓN PERSONAL: Creemos que todo hombre es pecador y por lo tanto permanece culpable ante Dios. Solo a través de un arrepentimiento personal y de la fe puede una persona recibir a Jesucristo como su Salvador y Señor.
  6. UNA CREACIÓN: Creemos en el relato absoluto de la creación registrado en el Libro de Génesis.
  7. EL HOMBRE Y EL PECADO: Creemos que Dios creó al hombre a Su imagen y semejanza, en plena inocencia, pero que por voluntad propia del hombre cayó en pecado.
  8. UN PROGRAMA DE MISIONES MUNDIALES: Creemos que Jesucristo mandó a Su iglesia a ir por todo el mundo, predicar el evangelio, bautizar a los convertidos y organizarlos en congregaciones locales. Creemos que este programa debe ser el corazón de la iglesia que Él mismo estableció.
  9. LA PERSEVERANCIA DE LOS SALVOS: Creemos que Jesucristo guarda a aquellos que por fe lo han recibido como su Salvador.
  10. EL RETORNO PREMILENIAL Y PERSONAL DE CRISTO: Creemos que Él regresará primero en el aire por Sus santos y después con sus santos vendrá a la tierra. Cuando regrese, Él establecerá literalmente un reino milenial en la tierra.
  11. EL SACERDOCIO DE TODOS LOS SANTOS: Creemos que cada creyente tiene acceso directo al Padre sin la ayuda de un sacerdote terrenal.