Una mirada a las MISIONES

Gran Esfuerzo vs Resultado Inesperado | Una mirada a las MISIONES

 

1 Pedro 3:20.

“Los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.”

Cuando miramos a las misiones, nuestro primer pensamiento que tenemos es la gran necesidad que existe en el mundo. Jesucristo mismo tuvo compasión “al ver las multitudes… porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor” (Mt. 9:36) dándonos así la visión que hay en esta cruda realidad.

Esta necesidad nos lleva a mirar a las misiones como la “gran oportunidad” de llevar maravillosos programas para alcanzar a una gran cantidad de personas en cualquier parte del mundo donde sabemos ciertamente se necesita de Dios y Su evangelio.

Pero, ¿qué pasa cuando el misionero va a servir a Dios, y seguro a donde va se establece y presenta un programa para alcanzar a los necesitados, y los necesitados no responden como se esperaría? ¿Se podría decir que el misionero se equivocó? ¿Podríamos decir que el misionero no está cumpliendo con lo que debe hacer? ¿Diríamos talvez que deberíamos hablar con el misionero para que haga algo diferente o busque otro lugar para hacer la obra?

Todas buenas preguntas, pero ¿Cuál de las preguntas será la adecuada?

Cuando veo el ejemplo de Noé en la Biblia, puedo ver a ese misionero que está en el lugar correcto, en el momento correcto, y haciendo correctamente lo que Dios le pidió que hiciera pero que no tiene “grandes resultados” esperados.

Los que servimos a Dios sabemos que no todo se trata de resultados, sino de hacer a cabalidad la voluntad de nuestro Dios.

Génesis 6:8-9.
“Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová… Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.”

Noé era un hombre que caminó con Dios. Su relación con el Señor de la Obra era tal, que la Biblia lo exalta en gran forma como un hombre que buscó siempre agradar a Dios. Su obra fue construir un Arca y anunciar el juicio de Dios.

Pensemos en el tamaño del proyecto que Noé recibió de Dios; construir un barco del tamaño de un trasatlántico moderno (“ciento cuarenta metros de largo, veintitrés de ancho y catorce de alto” Gn. 6:15 NVI), más largo que un estadio de fútbol. Suficiente para llamar la atención de la gente y atraerlos a Dios, pero… no, eso no sucedió.

Veamos el tiempo, 120 años anunciando el juicio mientras construía la barca. ¿Qué hay del esfuerzo físico? 120 años en el mismo proyecto sin descanso. ¿Y sobre el costo de tal proyecto, qué diríamos? Madera, brea, y todos los acabados internos y externos; un gran proyecto.

Pero, ¿Y los resultados? Ocho fueron salvas (1 Pe. 3:20). Ahora, ¿Noé hizo algo malo? La Palabra de Dios nos dice que él “hizo conforme a todo lo que Dios le mandó.” (Gn. 6:22, cc. Gn. 7:5).

¿Fue el resultado inapropiado? ¿Valió la pena el proyecto? ¿Fue sabio invertir tanto para “tan poco”?

La respuesta es sencilla: Las 8 vidas salvas valieron la pena a pesar del tiempo, el esfuerzo y el costo. Si hubiera sido una sola vida, la respuesta hubiera sido la misma, ¡Sí, valió la pena!

La vida eterna de esas personas vale mucho, tanto, que el mismo Cristo murió por ellas; Él pagó con Su vida y sangre por ellos. ¡Sí, valió la pena!

La próxima vez que pienses en misiones, te pido que no mires en los resultados de cuantos han sido alcanzados o el tamaño de la obra; sólo pida a Dios por la persona que está sirviendo, que el misionero esté en el lugar correcto, en el tiempo correcto, y haciendo correctamente lo que Dios le haya pedido que haga.

¡Eso es mirar misiones de una manera diferente!

Si te preguntas si misiones vale la pena, escucharás la respuesta del mismo Señor Jesucristo. ¡Sí, si vale la pena!

Ora por los siervos y misioneros que conozcas para que ellos estén fieles haciendo la voluntad de Dios.

«Gracias a Dios por esas valiosas vidas»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s