Matrimonio y Hogar

Dios, la verdadera “fuente” de toda provisión en el Hogar | MATROMONIO Y HOGAR

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 95

Génesis 2:20-22

“Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él. Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.”

Podemos imaginarnos a Adán dándole nombres a todos los animales de la creación; tanto grandes como pequeños, aves y reptiles; todos los animales desfilaron ante los ojos de Adán para que les dé un nombre. Ardua tarea. Pero al final Adán se debe haber preguntado: «Está todo muy bien, pero ¿Y mi pareja? ¡yo no la veo!»

La Palabra hebrea “hallar” («masta» H4672 Gn. 2:20) en su idea primaria significa encontrar algo que se ha perdido o extraviado. Pero también puede significar “descubrir” algo. Cuando Adán vio a todos los seres que Dios había creado “descubrió” que no había una pareja “opuesta” (idónea) para él.

Creo poder ver la cara de desconsuelo de Adán sin su pareja, sin su idónea; todos los animales tenían su “opuesto” y él no.

Inmediatamente vemos a Dios obrando, hizo caer en sueño al hombre para crear a la mujer de la costilla de Adán y se la trajo a él (Gn. 2:22). ¡Qué maravilla! tiene que haber dicho Adán al ver por primera vez a la mujer. Debió haber sido una muy bella y gran sorpresa.

¿Qué es lo que Dios estaba enseñando a Adán?

Dios le quería enseñar que el mismo Dios que lo creó, a Adán, sería el mismo Dios que se encargaría de proveer todo lo necesario para una vida completa del hombre. Dios le estaba dando una lección práctica a Adán que Dios sería Quién se encargaría de proveer todo lo que Adán necesite en esta vida, comenzando desde lo más importante, su compañera para toda la vida.

Dios quiere recordarnos con esta lección que es Él Quién se encargará de cubrir nuestras más importantes necesidades, y hasta las sencillas también si realmente lo requerimos. Dios quería que Adán supiera esta verdad para que viva dependiendo completamente de Su Dios creador y proveedor.

La pareja es la más bella provisión que Dios ha dado a cada persona dentro del matrimonio. Honremos ese regalo con amor y cuidado, como también honremos al Dador de tan bello don, al Señor.

Santiago 1:17.
“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre…”

Categorías:Matrimonio y Hogar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s