Vida Cristiana

Reflejando Su generosidad | VIDA CRISTIANA

Hechos 20.35

Salmos 112:1-5, 9.

BIENAVENTURADO EL HOMBRE QUE TEME A JEHOVÁ, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será poderosa en la tierra; La generación de los rectos será bendita. BIENES Y RIQUEZA HAY EN SU CASA, Y su justicia permanece para siempre. Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; ES CLEMENTE, MISERICORDIOSO Y JUSTO. El hombre de bien tiene misericordia, y presta; Gobierna sus asuntos con juicio… REPARTE, DA A LOS POBRES; Su justicia permanece para siempre; Su poder será exaltado en gloria.”

Muchas pueden ser las características que podemos mencionar al referirnos a las cualidades que un seguidor de Cristo debe poseer, y entre ellas está la generosidad.

Un buen discípulo debe llegar a entender que las posesiones que tiene en sus manos no son suyas, sino que es una dádiva de Dios dada para que la administre apropiadamente. El hombre que teme a Dios siempre será bienaventurado a medida que aprende a administrar con juicio lo que le ha sido entregado en sus manos y llega a ser misericordioso (Salmos 112:1, 5).

Dios puede prosperar a una persona, pero el propósito será siempre el que éste pueda llegar a ser generoso. El Señor no nos da dinero para nuestro beneficio individualmente solamente, sino para que podamos ser generosos con aquellos que lo necesiten.

1 Timoteo 6:17-18

A LOS RICOS de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. QUE HAGAN BIEN, QUE SEAN RICOS EN BUENAS OBRAS, DADIVOSOS, GENEROSOS.”

El llegar a tener riquezas no es algo pecaminoso, el pecado estará en llegar a amar el dinero (1 Timoteo 6:10). La codicia y la avaricia son las características pecaminosas que pueden llegar a afectar al hombre.

Proverbios 3:27-28.

NO TE NIEGUES A HACER EL BIEN a quien es debido, Cuando tuvieres poder para hacerlo. No digas a tu prójimo: Anda, y vuelve, Y mañana te daré, Cuando tienes contigo qué darle.”

Un buen creyente reflejará la generosidad que es una de las características del mismo Dios. Es Dios el dador de vida; Es Dios Quien dio a Adán a su mujer Eva y a sus hijos para formar la familia; Dios puso en manos del hombre la tierra creada y todo lo que en ella hay para que el hombre la cuide y viva en ella; nuestro Amado Dios es un constante dador de bendiciones a todos los hombres.

Si desea ser un buen seguidor de Cristo, aprenda a ser generoso con aquellos que necesitan.

Proverbios 11:24-25.

“Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. El alma generosa será prosperada; Y EL QUE SACIARE, ÉL TAMBIÉN SERÁ SACIADO.”

«Si hoy Dios pone ante tu vida alguien con quien compartir, no pierdas la oportunidad de ser BIENAVENTURADO».

Categorías:Vida Cristiana

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s