Una mirada a las MISIONES

Misiones se escribe con “S” | Una mirada a las MISIONES,

Misiones con S

Romanos 8:32a.

“El que NO ESCATIMÓ NI A SU PROPIO HIJO, SINO QUE LO ENTREGÓ por todos nosotros…”

Al mirar a las misiones podemos ver muchas buenas razones del porqué debemos hacerlo, pero sobre todo está la necesidad de llevar el evangelio a un mundo necesitado de la verdad de Dios y esas personas que no han escuchado el mensaje de Cristo; por tanto están sin esperanza. ¡Una preciosa e importante causa!

Pero al mirar a las razones y lo valioso de este llamado, a veces pasamos por alto los altos costos que demanda esta gran empresa.

Detrás de cada misionero, de cada iglesia, de cada persona que participa en la Obra Misionera existen historias bellas de profundo Sacrificio motivado por la gran necesidad que existe, y que está siendo impulsado por tan alto y bello llamado: El de las Misiones.

Junto a este llamado está la misma obra y voluntad de Dios que desea profundamente que las misiones se den para poder llevar el mensaje de luz a donde solo existe oscuridad.

Permítame y le doy varias ideas de lo Sacrificado de esta tarea:

-Dios Sacrificó a su propio Hijo para llevar esperanza al hombre, dándolo para que muera por los pecadores.

-Jesús Sacrificó Su posición de Rey del Universo para nacer en un humilde pesebre.

-El mismo Jesús Sacrificó Su propia vida para dar esperanza al hombre perdido y sin esperanza, cargando en Sí el pecado de todos, para que todo aquel que en Él crea, no se pierda, mas tenga vida eterna.

-Cada misionero que entiende los costos pagados por Dios llega a Sacrificar sus sueños, estatus y comodidades para ir y llevar el mensaje del evangelio a quienes no lo han escuchado.

-Este mismo misionero Sacrifica la vida de su propia familia y los lleva a tener limitaciones para que juntos estén en el campo misionero.

-Están las vidas de aquellos misioneros que por amor a los perdidos Sacrifican sus propias vidas terrenales cuando llegan a morir en el campo misionero para que otros puedan tener vida eterna.

-La iglesia Sacrificaa uno de sus buenos miembros para que vayan a servir a otros en otro lugar del mundo donde haga falta un testigo de Cristo.

-La misma iglesia Sacrifica fondos y otros recursos para proveer lo necesario para que su misionero vaya a cumplir una tarea que ellos no lo pueden hacer.

-Están los familiares de los misioneros que tienen que Sacrificar la comunión con sus seres amados porque estos últimos tienen que ir a otras regiones a cumplir con su llamado.

-Están las personas que apoyan con ofrendas misioneras y que Sacrifican parte de sus ingresos para apoyar a los misioneros que están cumpliendo la Gran Comisión por ellos.

-Están los que Sacrifican su tiempo y lágrimas orando constantemente por sus conocidos misioneros.

… Entre otras más…

Misiones se escribe con la “S” de Sacrificio por dar oportunidad de vida eterna para aquellos que llegan a escuchar y creer en el evangelio y que necesitan esa “S” de Salvación cuando llegan a poner su fe en la “S” de la Sangre de nuestro Salvador.

Por si no lo sabía, Misiones se escribe con “S”.

En esta “S” de Sacrificio, ¿Cuál es nuestra parte? Dios ya ha hecho Su parte Sacrificando a SuHijo ¿Y nosotros qué estamos Sacrificando?

Recuerde: Cualquiera que sea su Sacrificio, este siempre será de “olor grato” al Señor.

Categorías:Una mirada a las MISIONES

Tagged as:

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s