En el TRABAJO

Enfrentando los obstáculos | En el TRABAJO

ÉXITO Imagen

Números 13:30-33

“Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: SUBAMOS luego, y TOMEMOS POSESIÓN DE ELLA; porque MÁS PODREMOS NOSOTROS QUE ELLOS. MAS LOS VARONES (los desalentadores) que subieron con él, dijeron: NO PODREMOS SUBIR CONTRA AQUEL PUEBLO, porque es más fuerte que nosotros. Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.” (Comentario en paréntesis añadido por autor)

No hay nada más duro al trabajar en equipo que ser parte de un grupo de personas que no apoyan, sino que desmotivan; aquellos que ven los obstáculos como barreras en vez de desafíos; quienes miran las dificultades en función de lo que tienen en sus propias manos y no en las potencialidades que juntos pueden alcanzar.

¿De dónde viene el desaliento? ¿Quiénes son más propensos al desánimo? ¿Cómo afecta esto en el trabajo?

El desaliento puede venir cuando enfrentamos obstáculos. Las dificultades exigen que se trabaje más de lo normal, requerirá de un esfuerzo extra que muchas veces no queremos dar y que por lo general nos lleva a ver el reto como un enemigo difícil de vencer, aún más sin antes haberlo enfrentado. Sin intentar un solo paso ya “tiramos la toalla” de la derrota.

Las personas más propensas a las derrotas son aquellos que les cuesta esforzarse; aquellos jugadores que sin correr diez metros extras se tiraron al suelo cansados porque ya han corrido 50 metros anteriormente. Ellos no pueden ver el beneficio del esfuerzo extra ante un obstáculo, sino que miran en aquella “meta extendida” como algo imposible.

Si bien, el hacer un análisis de la realidad de lo que se va a enfrentar favorecerá el determinar la posible victoria o no (Lucas 14:28-32), las personas que se desalientan miran más el costo de la “empresa” y no consideran las reales posibilidades de victoria.

Los diez espías veían el costo de lo que enfrentaban, y si era cierto que no iba a ser fácil, pero lo magnificaron dejando a un lado la posible victoria. El resultado de este desaliento fue trágico para Israel. El no enfrentar el obstáculo adelante los llevó a una derrota mucho antes de iniciar una batalla que en realidad estaba ya ganada.

Caleb, por otro lado, miró el costo de lo que estaba al frente, calculó realmente todas las posibilidades, y sabiendo que todos los recursos estaban a su favor vio el problema como un desafío con posible victoria.

En nuestra vida laboral los desafíos pueden obrar de la misma manera. ¿Cómo ve usted los desafíos en su trabajo? ¿Son una posibilidad de crecer y triunfar, o son una derrota presente dada mucho antes de querer intentar?

El desaliento es contagioso y destructivo, mas un espíritu motivador y esforzado llevará su trabajo y a su equipo en constantes victorias a pesar de los obstáculos. ¿Qué posición juega en su trabajo: Motivador o Desalentador?

«EL ÉXITO EN LA VIDA NO SE MIDE POR LO QUE LOGRAS, SINO POR LOS OBSTÁCULOS QUE SUPERAS»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s