Matrimonio y Hogar

El Día del Abuelo | MATRIMONIO Y HOGAR

Levítico 19.32

Levítico 19:32

DELANTE DE LAS CANAS TE LEVANTARÁS, y HONRARÁS EL ROSTRO DEL ANCIANO, y DE TU DIOS TENDRÁS TEMOR. Yo Jehová.”

Hace unas semanas atrás se celebró en Estados Unidos el Día Nacional de los Abuelos (National Grandparents Day). Este día se celebra exactamente el domingo posterior al Día del Trabajo (Labor Day). El propósito de este día conmemorativo es el de reconocer la labor de los abuelos tienen en la vida de los nietos.

Esta jornada de celebración no es única en Estados Unidos, varios países lo hacen también con diferencia de fecha, motivación y nombre. La ONU hace un reconocimiento general a las personas mayores celebrando el Día Internacional de las Personas de Edad, siendo el 1º de Octubre como la fecha designada.

Aunque existen muchas culturas en donde la honra a las personas de edad sigue siendo una buena costumbre, es cierto que esta enseñanza se va perdiendo poco a poco.

La Biblia también nos recuerda que debemos tener un reconocimiento constante hacia las personas mayores. Tristemente se ha visto un incremento paulatino en la juventud y la niñez, quienes van perdiendo este sentido de respeto que se debe dar a los mayores (2 Timoteo 3:1-2). Algunos de los padres incluso están olvidando de enseñar a sus hijos esta importante costumbre.

Si miramos de una manera más detallada el pasaje, Moisés nos dice que debemos Reconocer y Respetar a las personas mayores.

El RECONOCIMIENTO viene cuando “nos ponemos de pie” ante una persona a su ingreso (“Delante de las canas te levantarás…” Levítico 19:32a). Cuando alguien importante viene a una reunión, sea este un dignatario, una persona muy influyente en la comunidad o el país, o alguien que por su esfuerzo ha impactado la sociedad; las personas que están presentes se ponen de pie en señal de “Reconocimiento” por todo lo que ha hecho.

Nosotros debemos reconocer a nuestros mayores, ya que lo que han hecho en sus vidas ha impactado nuestro pasado, presente y hasta nuestro futuro. Mis abuelos y mis padres, han sido parte fundamental de quien soy yo actualmente. Su esfuerzo, cariño y dedicación durante todos estos años han creado la plataforma para el desarrollo de mi vida.

Si llego a RECONOCER a mis mayores, entonces el RESPETO vendrá naturalmente con mi “honra” (“… y honrarás el rostro del anciano…” Levítico 19:32b). La mejor manera de honrar a una persona mayor es respetándola. Debemos entender que quienes nos han precedido en la vida han acumulado experiencia, conocimiento y sabiduría. Su vida merece mi respeto, y cuando ellos opinen en mi vida, debería escuchar y analizar lo que digan, pues su experiencia puede ser de gran valía.

Sobre todo, el pasaje nos dice que nuestro reconocimiento y respeto a las personas mayores será un reflejo de nuestro TEMOR a Dios (“…y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.” Levítico 19:32c). Si trato debidamente a mis mayores, eso se reflejará en la manera que me relaciono con Dios y viceversa. No se puede separar este trato. Horno a Dios cuando honro a mis mayores, si no temo a Dios lo más seguro es que tampoco los honraré a ellos.

Nuestros mayores, sean padres, abuelos, bisabuelos, u otra persona mayor, merecen respeto y reconocimiento al igual que Dios.

1 Pedro 5:5

“Igualmente, JÓVENES, ESTAD SUJETOS A LOS ANCIANOS; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.”

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s