Vida Cristiana

El poder de la debilidad | VIDA CRISTIANA

2 Corintios 12.9

2 Corintios 12:7-9

“Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual TRES VECES HE ROGADO al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: BÁSTATE MI GRACIA; PORQUE MI PODER SE PERFECCIONA EN LA DEBILIDAD. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, PARA QUE REPOSE SOBRE MÍ EL PODER DE CRISTO.”

Se imagina ir a Dios a solicitarle que le ayude en un problema y Él le responde por tres ocasiones: «Confórmate con lo que tienes».

Estamos acostumbrados a vivir en circunstancias placenteras donde todo marcha bien, o es por lo menos dónde queremos estar. Las pruebas siempre serán un desafío al creyente y la falta de comodidad y tranquilidad nos lleva a buscar soluciones inmediatas a nuestros problemas.

Para comprender la respuesta de Dios necesitamos entender el significado de la “gracia otorgada” y el valor que ella tiene en nuestra vida.

Gracia es definido entre varias otras cosas como un regalo recibido de manera inmerecida. Comprender que lo que tienes es todo lo que tienes y lo has obtenido sin merecerlo. Lo que está a nuestro alcance es un regalo inmerecido, es más grande de lo que deberíamos tener, y al mismo tiempo es todo lo que necesitamos tener.

Pablo había recibido el perdón de pecados, libertad de la condenación eterna, el llamado divido apostólico, los dones espirituales para cumplir con su ministerio, entre otras más. Todo lo que tenía a su alrededor lo había recibido de gracia; sobre todas: la salvación eterna [“Porque por GRACIA sois salvos…” (Efesios 2:8)].

Dios le estaba diciendo a Pablo: «Si te fijas bien Pablo, te he dado mucho más de lo que mereces, y si confías en Mí, eso es lo que vas a necesitar para seguir adelante; pues YO comprendo lo que vives este momento, y si supiera que necesitarías de algo más, ya te lo hubiera provisto. No te preocupes, sé lo que hago, sé lo que necesitas, y sé cómo y cuándo cubrir tus necesidades si fuera necesario.»

Entonces, ¿Por qué para Pablo el “aguijón en la carne” fue un problema? Porque esperaba que esa aflicción se vaya de su vida y Dios le dice: lo que tienes es exactamente lo que debes tener, no más, no menos.

¿Por qué está respuesta de Dios parece difícil de aceptar y por lo tanto de vivir? Porque eso mismo es lo que le pedimos a Dios que lo quite. Pablo le pide que haga algo con respecto a su circunstancia y el Señor le repite tres veces, no lo haré.

¿Por qué es necesario aceptar lo que tenemos? Dios lo dice claramente: «En tus circunstancias es en donde Yo me voy a glorificar manifestando Mi poder en ti»

Si quiere ver a Dios obrar con poder en su vida, aceptar “la gracia de Dios” le ayudará a ver más y más de Su poder y amor en nosotros, que de otra manera, si nuestras expectativas fueran cubiertas no lo pudiéramos “apreciar”.

Pablo pudo decir al final: «Mejor estar débil, porque solo ahí puedo ver el Poder de Dios en mí»

«Señor, ayúdanos a aceptar nuestras “debilidades” para ver Tu poder»

 

2 Corintios 12:10

POR LO CUAL, por amor a Cristo ME GOZO EN LAS DEBILIDADESPORQUE CUANDO SOY DÉBIL, ENTONCES SOY FUERTE.”

Categorías:Vida Cristiana

Tagged as: , , ,

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s