Vida Cristiana

Fuente Interna y Externa | VIDA CRISTIANA

Efesios 6.10

Efesios 6:10

“Por lo demás, hermanos míos, FORTALECEOS EN EL SEÑOR, Y EN EL PODER DE SU FUERZA.”

Pablo al escribir a los hermanos en Éfeso les pide que busquen enfrentar los problemas, y sobre todos las asechanzas del diablo, haciendo uso de dos fuentes de fuerza, una interna y otra externa: El Señor Jesús y Su obra terrenal (Fuerza Externa), y en el poder con el que Él nos capacita (Fuerza Interna).

La palabra “FORTALECEOS” viene de la palabra griega “endunamoo” (“ἐνδυναμόω” G1743) que puede ser traducida como sacar fuerza, fortalecerse o esforzarse. Pablo nos dice que debemos sacar fuerza “en el Señor”.

Jesús debe ser nuestra fuente “externa” para fortalecernos, y que nos motiva para esforzarnos sacando fuerzas en Jesús (“Fortaleceos EN EL SEÑOR”). Me fortalezco cuando:

  • Miro a Cristo y veo el sufrimiento que Él tuvo por mí al llegar a la Cruz por mis pecados.
  • Miro a Cristo y descanso en Su entendimiento divino y humano de mis pruebas y debilidades.
  • Miro a Cristo y acepto Su providencia para permitir que enfrentemos las pruebas.
  • Miro a Cristo y celebro Su victoria contra satanás, el pecado y la muerte.

Es decir, el Señor Jesucristo sabe muy bien lo que yo enfrento; Él sufrió al igual que nosotros y sabe por qué son necesarias las pruebas y batallas. Cristo, su vida, ejemplo y soberanía en lo que enfrento son mi MOTIVACIÓN para seguir adelante en mi batalla, es mi FUENTE EXTERNA de donde recibo la “fuerza motivada” necesaria para luchar.

La palabra “PODER” utilizada aquí viene de la palabra griega “krátos” (“κράτος” G2904) que significa vigor, imperio, poder, potencia. La palabra “FUERZA”, “iscus” (“ἰσχυςG2479), significa sostener o retener; se dice de la fuerza que Dios otorga a los creyentes. Pablo nos dice que nos debemos fortalecernos, vigorizarnos, potencializarnos por medio del poder que Dios nos da u otorga. (“Fortaleceos… en el PODER de su FUERZA”)

Dios, por medio de la persona del Espíritu Santo, nos capacita para enfrentar toda batalla. El Espíritu Santo es Quién nos da el poder para:

El Espíritu Santo es nuestro RECURSO de Dios que nos capacita como FUENTE INTERNA.

Lo que Pablo nos quiere decir en Efesios 6:10-11 es: «“Por lo demás mis queridos hermanos, saquen fuerza al mirar al Señor Jesucristo, Su Persona y Su obra (MOTIVACIÓN EXTERNA); háganse fuertes a través del poder y el vigor que Dios les otorga para sostenerse firmes (RECURSO INTERNO). No se olviden de usar toda la armadura que Dios les ha dado (RECURSO EXTERNO), para que así puedan enfrentar todos los ataques del diablo y sus demonios”» (Paráfrasis del autor).

«Padre, gracias por Jesucristo, Su vida y obra, y por el poder del Espíritu Santo, que nos ayuda a enfrentar las batallas espirituales contra el vencido diablo»

Colosenses 2:15 (PDT)

Él (Cristo) VENCIÓ A TODOS LOS PODERES Y FUERZAS ESPIRITUALES a través de la cruz, desarmándolos y obligándolos a desfilar derrotados ante el mundo.” (Paréntesis añadido por autor)

Categorías:Vida Cristiana

Tagged as: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s