Evangelismo

Viviendo una nueva realidad | VIDA CRISTIANA

Efesios 2.8-9

Efesios 2:1-3

“Y él os dio vida a vosotros, CUANDO ESTABAIS MUERTOS en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, SIGUIENDO LA CORRIENTE DE ESTE MUNDO, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los HIJOS DE DESOBEDIENCIA, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, Y ÉRAMOS POR NATURALEZA HIJOS DE IRA, LO MISMO QUE LOS DEMÁS.

Pablo inicia este capítulo trayendo a nuestra enseñanza una verdad que afecta literalmente a cada persona que ha llegado a poner su fe en Cristo como su Salvador; existe una nueva realidad en la persona creyente que marca una gran diferencia:

Lo que éramos ANTES de recibir a Cristo VS. Lo que somos DESPUÉS de aceptar a Cristo.

ANTES: Estábamos muertos espiritualmente. (V. 1)
DESPUÉS: Hemos nacido espiritualmente de nuevo. (2 Corintios 5:17)

ANTES: Seguíamos la corriente de este mundo. (V. 2)
DESPUÉS: Somos seguidores de Cristo. (Juan 10:1-3)

ANTES: Éramos considerados hijos de desobediencia o de satanás. (V. 2-3; Juan 8:44)
DESPUÉS: Somos hijos de Dios. (Juan 8:42-43, y 47; Juan 1:12)

ANTES: Fuimos hijos de ira, y por tanto condenados al infierno. (V. 3)
DESPUÉS: Estamos libres de la condenación del infierno y la ira de Dios ya no está sobre nosotros (Juan 3:18, 36)

Solo en estos versículos nada más podemos ver que existe una diferencia clara entre el CREYENTE que:

  1. entendió que era pecador (V.1), y
  2. entendió que su pecado le condena al infierno (V.3), y
  3. entendió que no había nada que pueda hacer por sí mismo para ir al cielo (Efesios 2:9), y
  4. entendió que la salvación era un regalo que Dios lo ofrecía por Su misericordia (Efesios 2:4-5), y
  5. entendió que esa salvación era un favor dado por Dios únicamente a través de la FE en la obra de Cristo en la cruz por nosotros (Efesios 2:5, 8).

En relación con el NO CREYENTE que:

  1. aún no ha aceptado que es pecador, y
  2. aún no ha entendido que su pecado le condena al infierno, y
  3. aún cree que puede hacer algo personalmente para ir al cielo, y
  4. aún no ha entendido bien la misericordia de Dios, y
  5. aún no ha recibido el regalo de la salvación a través de la fe en Cristo como su Salvador personal.

Si piensa que usted está entre los “NO CREYENTES”, lo único que debe hacer es comprender los 5 “entendió” del CREYENTE y pedir en una oración a Dios que le perdone de sus pecados, que le ayude a cambiar de su vida pasada y con FE reciba el regalo de la salvación que el Señor ofrece cuando entendemos que Cristo murió por nosotros.

Si usted piensa que ya está entre los “CREYENTES”, entonces viva diariamente como uno de ellos para agradar a Dios en Su voluntad.

Efesios 2:8-10

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, CREADOS EN CRISTO JESÚS PARA BUENAS OBRAS, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

«VIVAMOS ESTA NUEVA REALIDAD»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s