Vida Cristiana

Hasta las fuerzas naturales participan | VIDA CRISTIANA

Mateo 8.27

Salmos 114

“Cuando salió Israel de Egipto, La casa de Jacob del pueblo extranjero, Judá vino a ser su santuario, E Israel su señorío. El mar lo vio, y huyó; El Jordán se volvió atrás. Los montes saltaron como carneros, Los collados como corderitos. ¿Qué tuviste, oh mar, que huiste? ¿Y tú, oh Jordán, que te volviste atrás? Oh montes, ¿por qué saltasteis como carneros, Y vosotros, collados, como corderitos? A LA PRESENCIA DE JEHOVÁ TIEMBLA LA TIERRA, A LA PRESENCIA DEL DIOS DE JACOB, El cual cambió la peña en estanque de aguas, Y en fuente de aguas la roca.”

Hace varios años atrás un grupo de jóvenes de varias iglesias se reunieron para visitar otras iglesias compañeras con el propósito de participar en la obra de esas iglesias a través de campañas evangelísticas.

Un día, cuando visitaban a una de las iglesias, salieron por la tarde a repartir invitaciones para una película que se proyectaría en la noche, en ello llegó una fuerte tormenta que obligó a los participantes a buscar refugio mientras pasaba la lluvia. Para sorpresa de un de los grupos, una de las casas que estaban visitando abrió sus puertas y ofrecieron refugio mientras pasaba la tormenta. En ese tiempo una de las personas del grupo aprovechó para compartir el evangelio con la familia sin saber que ese momento Dios había preparado para que una de las jóvenes que acompañaba al grupo llegue a escuchar el evangelio, sin saber el resto del grupo que ella no lo había escuchado. Fueron a invitar a la familia y fue una de las jóvenes de las iglesias quien recibió a Cristo. ¡Qué alegría! Después que la tormenta cesó continuaron visitando e invitando para esa noche.

En eso un par de niños del vecindario se dispusieron hacer volar una cometa, y lo hicieron cerca de un tendido eléctrico, lo que provocó que la cometa se enredara y produjera un corto circuito en uno de los transformadores de los alrededores. La iglesia se quedó sin fluido eléctrico y tuvieron que cambiar los planes para la película que planeaban presentar en el interior de la iglesia por la noche. Sin electricidad no había como hacerlo. Pero Dios tenía todo preparado.

El pastor de dicha iglesia buscó la forma de proyectar la película al aire libre en un terreno vacío, lo que resultó en otra bendición, pues las personas que pasaban por el sector se quedaron a ver la película y terminaron escuchando el mensaje del evangelio dado al final de la presentación. Otras 11 personas más llegaron a aceptar a Cristo como su Salvador.

Lo que aparentemente parecía un inconveniente, resultó en bendición. La lluvia produjo el ambiente para que una chica escuche de Cristo; posteriormente el viento hizo que la cometa produjera inconvenientes eléctricos que “facilitó” que 11 personas más escucharan acerca del Cristo Resucitado. Dios estuvo en pleno control de todo.

Cuando piense que algo está mal a causa del clima, de una fuerza natural o que algo salga de “nuestro control”, talvez sea el mismo Dios tomando Su control para lo que Él ya ha preparado hacer. Cuando vea un inconveniente, mejor prepárese a ver la posible acción de la soberana “Mano de Dios” trabajando.

Mateo 8:27

“Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que AUN LOS VIENTOS Y EL MAR LE OBEDECEN?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s