Vida Cristiana

Falso Negativo | VIDA CRISTIANA

Análisis de Pecaminosidad

Mateo 7:1-5

“No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y POR QUÉ MIRAS LA PAJA QUE ESTÁ EN EL OJO DE TU HERMANO, Y NO ECHAS A VER LA VIGA QUE ESTÁ EN TU PROPIO OJO? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.”

Las visitas al médico son necesarias, pero no placenteras. Cuando voy al doctor llego con el deseo de no escuchar que me encuentro enfermo o que algo en mi vida está mal; es por ello que trato de hacer un análisis propio de mi salud y me digo a mi mismo que estoy bien, para no tener que ir a visitar al médico. Vivo en mi “Falso Negativo”; yo mismo me hice el análisis y yo mismo me determiné sano.

En Medicina, un falso negativo es un error por el cual al realizar una exploración física o una prueba complementaria (un análisis de sangre, etc.) su resultado es normal o no detecta la alteración, cuando en realidad hay una enfermedad en el paciente.

En mi vida espiritual también hago lo mismo. Cuando trato de hacer un análisis de mi pecaminosidad me hago un análisis propio o me comparo con alguien más, y generalmente ese análisis me da resultados “placenteros”, me digo que no “estoy tan mal” comparándome con los demás, me doy mi Falso Negativo de pecaminosidad. Creo que no estoy mal, cuando la verdad sí lo estoy.

Isaías un día tuvo un análisis de espiritualidad ante el verdadero “Doctor del alma” y tuvo un resultado sorprendente, supo inmediatamente que estaba mal, obtuvo un resultado verdadero y era obviamente un resultado positivo: era pecador (Verdadero Positivo).

Algo que nos ayudará a nuestra vida personal siempre será obtener un resultado correcto. Solamente Dios nos puede ayudar a ver quiénes somos y como estamos. El encuentro de Isaías con Dios cambió radicalmente la manera de verse del profeta.

Isaías 6:5

“Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque SIENDO HOMBRE INMUNDO de labios, y HABITANDO EN MEDIO de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.”

Isaías tuvo su chequeo de santidad y llegó a dos resultados:

  1. Se dio cuenta que era un pecador.
  2. Se dio cuenta que era igual de pecador como todos los demás.

Cuando usted busque a Dios para hacer una análisis de su vida, se dará cuenta que es tan pecador como todos lo somos. Si ha pasado este tiempo creyendo que no es “tan malo como los demás”, o si alcanza a ver los pecados de los otros y no los suyos propios, creo que ha hecho un mal análisis propio de su vida que le está dando un Falso Negativo constante. Si viéramos directamente al Doctor de nuestra alma, sabremos que nuestros resultados de laboratorio no serán alentadores. Pero sabe qué, eso nos beneficiará pues nos llevará a cambiar lo que hacemos y como juzgamos a otros.

Salmos 139:23-24

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; PRUÉBAME y conoce mis pensamientos; Y VE SI HAY EN MI CAMINO DE PERVERSIDAD, Y guíame en el camino eterno.”

Categorías:Vida Cristiana

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s