Vida Cristiana

Entre el árbol y el tamo | VIDA CRISTIANA

Salmos 1

Salmos 1:1-4

BIENAVENTURADO EL VARÓN que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. SERÁ COMO ÁRBOL PLANTADO JUNTO A CORRIENTES DE AGUAS, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará. NO ASÍ LOS MALOS, QUE SON COMO EL TAMO QUE ARREBATA EL VIENTO.”

Uno de los árboles que resisten más las inclemencias del clima son los pinos, estos árboles que pertenecen al grupo de las coníferas por su extremo superior en forma de cono y que son de la familia de las pináceas, tienen la capacidad de resistir inclemencias de tiempo con temperaturas, sean altas o bajas; sean en áreas secas o húmedas; estos árboles son conocidos por estar continuamente cubiertos de hojas verdes.

David nos dice que la persona que se aleja de las malas compañías, que evita vivir una vida pecaminosa y que no escucha los consejos de los malos es comparado como un árbol que es plantado a la orilla del río y que durante todo el año lleva fruto, sus hojas no caen por lo que no lo dejan descubierto y desprovisto de medios para procesar la clorofila; parecido a un pino.

Pero en cambio la persona que no escucha lo bueno de la Palabra de Dios, sino que se deleita en el mal y se aleja de la verdad y la justicia es una persona comparada al tamo. El tamo es el residuo de la cosecha de trigo o cebada. Es la parte de la planta que queda después de separar a golpes el fruto del cereal y que aparece en el suelo sin valor alguno. Este tamo, según el pasaje, es llevado por el viento sin dirección para ser dispersado en medio del campo ya sin valor.

¡Ahora mismo cierre los ojos e imagine el árbol junto al río y la paja seca!

¿Puede ver la gran diferencia entre los dos?

¿Cuál de las dos imágenes representa la vida que usted está llevando actualmente? ¿Cuál de estas dos imágenes quiere usted que sea la representación de su vida?

«Yo creo que es evidente la respuesta, todos queremos que sea la del árbol»

El pasaje nos dice que para que esto suceda debemos alejarnos de los consejos malos, no debemos estar acompañados de personas que nos lleven a pecar, y que no lleguemos al punto de sentarnos con aquellos que se han depravado tanto que llegan a burlarse descaradamente con los pecados de los demás y de los suyos propios. Estos tres pasos nos llevan a una regresión a la condición pecaminosa que produce un deterioro espiritual y por último nos lleva a una degeneración total.

Al contrario, el que se aleja de ellos es bienaventurado, aprende a deleitarse de la Palabra de Dios, medita en Ella, aprende de Ella y aplica en su vida lo que Dios le dice que haga. Esta persona tiene una vida próspera y fructífera.

«Señor, deseo una vida próspera y bendecida, una vida que traiga fruto justo a mi vida. Ayúdame a amar Tu Palabra, a meditar en Ella, dame entendimiento, y ayúdame a tener un corazón dispuesto a obedecerte, solo allí mi vida será como el “árbol plantado junto a las corrientes de aguas”»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s