Un rayo de SABIDURÍA

Más rápido que el cojo | Un rayo de SABIDURÍA

Proverbios 12.19

Proverbios 12:19

“El labio veraz permanecerá para siempre; MAS LA LENGUA MENTIROSA SÓLO POR UN MOMENTO.”

Hay un dicho popular que dice: “Más rápido cae el mentiroso que el cojo”. Lo que este dicho enseña es la realidad de que una mentira es algo muy difícil de mantenerla, puesto que tarde o temprano ésta será descubierta, y las consecuencias que ella acarrea vendrán con la caída.

Muchas personas consideran que la mentira es necesaria para conseguir sus propósitos. Hay varios que hacen de la mentira un modus vivendi; otros que utilizan la mentira como un recurso “bondadoso” para evitar algún daño; hasta hay algunos que mienten porque disfrutan engañar (Proverbios 12:20a).

La mentira es un acto que primeramente va en contra de la voluntad de Dios, es un pecado (Levítico 19:11). Si es un pecado, ¿cómo podemos esperar que sea bendecido y prosperado? Dios es Verdad (Juan 3:33), y todo lo que Dios hace está lleno de verdad, por tanto, el mentir es actuar en forma contraria a Su atributo.

Segundo, la verdad tarde o temprano saldrá a la luz, y es ahí donde el mantener la mentira será más complicada. Muchos optan por seguir mintiendo o añadir otra mentira a la ya pronunciada, lo que hace que sea más pesada de cargar, y por ende más fácil de caer. Recuerde que un pecado no confesado lleva a cometer otro pecado, convirtiéndose en una bola de nieve que va creciendo.

Tercero, la persona que desea engañar siempre estará llena de la maldad del pecado. Proverbios 12:20 nos dice que el “engaño hay en el corazón de los que piensan el mal”. La persona mentirosa tiene consigo el pecado, y por tanto está gobernada por la maldad. Aunque crea que pueda generar “algún beneficio” el mentir, la certeza es que su maldad le lleva a engañarse a sí mismo, haciéndolo mentir engañado. Y si hay maldad, siempre habrá aflicción de espíritu, por tanto, pérdida del gozo; PERO ALEGRÍA (hay) en el (corazón) de los que PIENSAN EL BIEN. (Paréntesis añadido).

Cuarto, la persona que dice la verdad vivirá con la tranquilidad de actuar con veracidad y su vida no será incriminada de pecado. Al decir la verdad, la persona obtiene la confianza de los demás, y esa estabilidad es un gran beneficio. El mentiroso puede llegar a ser aborrecido por su mal comportamiento (Proverbios 13:5).

Por último, a más saber que se está actuado bajo la voluntad de Dios al decir la verdad, el Señor lo bendecirá. Así sea que se vaya a perder algo al decir la verdad, lo que se pierde no se comparará con la bendición que significa estar bajo la voluntad y bendición de Dios.

Decir la verdad es bueno, aunque traiga alguna “aparente” pérdida.

«Señor, ayúdame a recordar que el mentir es pecar, y hablar con la verdad Tu voluntad»

Proverbios 13:5

EL JUSTO ABORRECE LA PALABRA DE MENTIRA; mas el impío se hace odioso e infame.”

3 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s