Matrimonio y Hogar

No restricciones | MATRIMONIO y HOGAR

1 Juan 4.12

Mateo 22:37-40

“Jesús le dijo: AMARÁS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.  Éste es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO. DE ESTOS DOS mandamientos DEPENDE toda la ley y los profetas.”

 

Amor Más Valioso Que El Arte y Los Honores

«Jorge Romney fue un famoso pintor inglés (1734–1802). Desde su niñez demostró que tenía un sentido artístico excepcional, y se dedicó a pintar cuadros históricos, de la naturaleza, y mayormente retratos. En su juventud anduvo de villa en villa y de ciudad en ciudad pintando retratos y vendiéndolos por unas cuantas monedas. Se enamoró de una señorita, y se casó con ella. Entonces uno de los admiradores de Jorge dijo que era una lástima que se hubiera casado porque se dedicaría más a su esposa que a su arte, y que por esto fracasaría artísticamente. Al saber esto Romney se separó de su joven esposa, y se dedicó a la pintura. Viajó por Francia, por Italia, y regresó a Londres. Poco a poco había adquirido experiencia, habilidad y prestigio. Unos de sus más famosos cuadros son “La Muerte del General Wolfe”, “Guillermo Bedford”, “Miss Vernon como Hebe”, “Casandro”, “El Naufragio”, ‘Sir Jorge y Lady Warren”, “Las Hijas del Párroco”, y “Lady Hamilton como Dafne”. Este último cuadro está en el Museo Metropolitano de Nueva York. Se dice que admiraba tanto a Lady Hamilton que la consideró como su modelo favorito y la llamó “la dama divina”. Fue tan solicitado para pintar retratos de personajes célebres de Londres, que no tuvo tiempo para dedicarse a otro género de pintura. Todo eso le dio fama y dinero. Pasaron los años, y Jorge Romney envejeció y enfermó, juntó las cosas que podía llevar consigo, y se encaminó hacia el norte del país, donde había quedado su esposa, y se reunió con ella: amorosamente lo recibió, y lo cuidó con ternura hasta que murió. Después alguien dijo que el corazón y el amor de la esposa de Jorge Romney eran mucho más valiosos que todos los cuadros que Jorge Romney pintó.» — A. Lerín.

Los ejemplos de Jorge Romney y su esposa son muestras perfectas de lo que debe y no debe ser el amor. El amor debe ser manifestado de tal manera que se expresa en el tiempo e importancia que uno le da a la persona que ama. Romney amó más su vida y lo que hacía y dejó a un lado lo más importante, su esposa. La esposa, a pesar de que Romney no le expresó amor por muchos años ella no dejaba de amarlo y lo manifestó cuando regresó a casa enfermo después de tantos años de haber estado abandonada.

Si usted desea amar a su pareja o miembro de la familia, lo mejor que puede hacer es aprender amar a Dios en primer lugar. Nuestro amor a Dios transformará su vida y le enseñará cuales deben ser sus prioridades esenciales y la manera como debe conducirse ante Él y los otros. El mismo amor a Dios le ayudará amar a la persona que está a su lado, quien necesita y merece su amor incondicional.

Cuando sepa amar a Dios con todo su ser podrá amar a los demás sin restricciones, sin límites, sin condición. El mejor regalo que puede dar a la persona que está a su lado es llegar amar a Dios, y todo lo demás vendrá por añadidura.

«Señor, ayúdame amarte a Ti en primer lugar, y ayúdame amar a mi familia sobre todo lo demás»

1 Juan 4:12

“Nadie ha visto jamás a Dios. SI NOS AMAMOS UNOS A OTROS, Dios permanece en nosotros, Y SU AMOR SE HA PERFECCIONADO EN NOSOTROS.”

Categorías:Matrimonio y Hogar

Tagged as: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s