Vida Cristiana

Velando sobre nosotros | VIDA CRISTIANA

Mateo 10.29-31

Mateo 10:29-31

“¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? CON TODO, NI UNO DE ELLOS CAE A TIERRA SIN VUESTRO PADRE. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, NO TEMÁIS; MÁS VALÉIS VOSOTROS que muchos pajarillos.”

 

Durante nuestra infancia de seguro existieron momentos cuando la presencia y supervisión de nuestros padres crearon en nosotros sensaciones buenas y malas. Cuando queríamos hacer algo malo anhelábamos que nadie nos viera para dar rienda suelta a nuestra travesura, pero cuando necesitábamos seguridad física y emocional siempre la presencia de ellos era lo único que consolaba nuestra alma.

Aun cuando crecemos seguimos con ese mismo comportamiento infantil que es generalmente afectado por el pecado para hacer lo malo y por la inseguridad cuando enfrentamos problemas o dificultades. En el pasaje de hoy Jesucristo nos menciona sobre esa segunda necesidad: La seguridad emocional.

Por más fuerte que se crea el hombre, todos de alguna manera llegamos a temer ante ciertas circunstancias en la vida. El temor de una enfermedad, la pérdida de trabajo, la ausencia de un ser querido, la falta de un techo en medio de una tormenta, la zozobra ante un accidente automovilístico, el sacudón de un temblor, la muerte, etc.; son tantas las circunstancias que pueden llegar a provocar en nosotros soledad, desconsuelo y falta de esperanza.

Jesucristo recordaba a sus discípulos que no importara en donde cada uno de ellos se vaya a encontrar, Dios el Padre estaría pendiente personalmente de la vida de cada uno específicamente. Utilizando una enseñanza bastante fácil de entender para los discípulos les dice que sus vidas no están al abandono ni a la incertidumbre, sino que Dios está completamente pendiente de todos.

Los “pajarillos” que Jesús menciona son los gorriones que eran casados para ser consumidos, y que eran vendidos en los mercados por “un cuarto”, medida que representaba una fracción de un denario. El Padre celestial no permite aún que ni siquiera uno de esos pequeños gorriones caiga sin Su consentimiento. Dios como Padre Soberano rige aún sobre las pequeñeces aparentemente insignificantes de la vida, mucho más las cosas importantes. Tan detallado y único es el conocimiento de Dios que sabe exactamente aún la cantidad de cabellos que tenemos cada uno de nosotros.

Su soberanía y poder no tienen límites, pero debemos entender que en Su providencia, sabiduría, y amor, Dios va a permitir que cosas de incertidumbre se presenten ante nosotros por motivos eternos que solo Él conoce.

Confiar de que Dios sabe todo detalle en mi vida y que cuando Él crea conveniente irá a socorrerme exactamente en Su tiempo será la clave para poder evitar tener temor. Jesucristo nos recuerda que no debemos temer ante las cosas que pasan en la vida porque nosotros valemos aún mucho más “que muchos pajarillos” (Mateo 10:31).

Como el niño que deposita su seguridad en la presencia de su padre, sabiendo que ese padre no va a permitir que su hijo enfrente algo desolador para el niño; nosotros debemos depositar nuestra confianza absoluta sabiendo que Dios no va a permitir algo más allá de lo que Él no crea conveniente, Su amor nunca lo permitiría. Dios sabe dónde usted está y lo que enfrenta, y aunque sea horrendo, confíe plenamente que Él está soberanamente velando por su vida.

 

«Padre, que confianza tan grande saber que Tú estás a mi lado a cada instante sabiendo exactamente lo que estoy pasando, nunca estaré solo»

 

1 Pedro 5:7

“Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque ÉL TIENE CUIDADO DE VOSOTROS.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s