Movido por voluntad de Dios

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Nehemías 2:11-12

“Llegué, pues, a Jerusalén, y después de estar allí tres días, me levanté de noche, yo y unos pocos varones conmigo, y no declaré a hombre alguno lo que Dios había puesto en mi corazón que hiciese en Jerusalén; ni había cabalgadura conmigo, excepto la única en que yo cabalgaba.”

  1. Al inicio, cuando vimos el dolor en el corazón de Nehemías que trajo la noticia de los problemas existentes en Jerusalén, parecía que todo era deseo de este valiente emprendedor (Neh. 1:1-11), pero ahora que vemos su misma declaración a la llegada a la ciudad, vemos que todo había sido voluntad de Dios.
  2. Había sido el Señor quien había puesto el deseo en el corazón de Nehemías de realizar la tarea de reconstrucción, no solamente había sido un deseo humano.
  3. En toda tarea divina se requiere de la voluntad del Señor y de Su obra en el corazón de un hombre para poder comenzar algo que solamente Dios puede hacer. El mismo Señor Jesús nos recuerda ese patrón en la obra de Dios cuando vivió como hombre aquí en la tierra. (Jn. 5:17, 19-20)
  4. Todo siervo de Dios entiende la manera de proceder de Él, porque solo así se lograrán las metas, mismas que no son simples deseos humanos, sino planes celestiales. (Sal. 127:1)


Nehemías había iniciado todo un viaje hasta poder llegar a Jerusalén, todo el tiempo de espera para poder conseguir todo lo que necesitaba para obtener lo que deseaba, los meses que pasó orando para que el corazón del rey sea movido en gracia a su favor, y todo lo que fue provisto, no fueron grandes ideas de él; para nada. Todo había sido voluntad de Dios.

En la vida del creyente, cuando Dios va a hacer algo grandioso, es Él quien ha estado orquestando todo para que, llegado el momento, se dé. (Fil. 2:13)

Dios tiene que obrar en el corazón del hombre, moviendo su voluntad a la de Él, y cuando todo esté listo para iniciar, entonces todo encaja en tiempo y recursos. La maravillosa obra de Dios está diseñada desde antes del inicio de los tiempos, y ha sido establecido por Dios para que todo encaje en el plan maestro del Señor. (Ecl. 3:11, 14-15)

De la misma manera, cuando Dios va a reconstruir algo en nuestras vidas, es Él quien ha iniciado la obra, y todo está dentro de Sus planes para nosotros, por esto es fundamental de nuestra parte estar atento a la guía de Dios y a los deseos que Él ha puesto en nosotros, porque cuando el tiempo del Señor se activa para algo específico, entonces ese tiempo es perfecto, y todo ha sido plenamente organizado por la mano del Gran Planificador.

“Señor, toda obra que haces en nosotros fue planificada desde la eternidad, y en ese gigante misterio divino nos alegramos y te agradecemos”.


«Toda obra de Dios en la vida del hombre ha sido eternamente planificada y soberanamente provista por voluntad del Hacedor de dicha obra»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcast

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: