En el crecimiento está el fortalecimiento

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Nehemías 11:1-6

“Habitaron los jefes del pueblo en Jerusalén; mas el resto del pueblo echó suertes para traer uno de cada diez para que morase en Jerusalén, ciudad santa, y las otras nueve partes en las otras ciudades. Y bendijo el pueblo a todos los varones que voluntariamente se ofrecieron para morar en Jerusalén. Estos son los jefes de la provincia que moraron en Jerusalén; pero en las ciudades de Judá habitaron cada uno en su posesión, en sus ciudades; los israelitas, los sacerdotes y levitas, los sirvientes del templo y los hijos de los siervos de Salomón. En Jerusalén, pues, habitaron algunos de los hijos de Judá y de los hijos de Benjamín. De los hijos de Judá: Ataías hijo de Uzías, hijo de Zacarías, hijo de Amarías, hijo de Sefatías, hijo de Mahalaleel, de los hijos de Fares, y Maasías hijo de Baruc, hijo de Colhoze, hijo de Hazaías, hijo de Adaías, hijo de Joiarib, hijo de Zacarías, hijo de Siloni. Todos los hijos de Fares que moraron en Jerusalén fueron cuatrocientos sesenta y ocho hombres fuertes.”

  1. En la ciudad de Jerusalén había muy poca población a causa de las deportaciones o los exilios. La ciudad “era espaciosa y grande, pero poco pueblo dentro de ella, y no había casas reedificadas” (Neh. 7:4), por lo que tenían que repoblarla para lograr una seguridad.
  2. Deciden repoblar la ciudad, con el propósito de incrementar el número de habitantes, pero también traería vida comercial y social a una ciudad, que un par de meses atrás batallaba por subsistir.
  3. Deciden traer a la décima parte de la población que se encontraba en las afueras por sorteo, mientras que otros voluntarios se animaron a quedarse para fortalecer la vida de Jerusalén.
  4. Los líderes son los primeros en ser considerados como habitantes de la ciudad, y los que ya habitaban ahí.
  5. Esto levantaría más el ánimo del pueblo y los llevaría a ser una ciudad importante.


En el resto del relato, hasta la mitad del capítulo 12, se lee una lista de todas las personas que fueron los habitantes de la gran Sion. Nehemías veía como poco a poco, la ciudad que casi un año atrás había conmovido su corazón para buscar el favor de Dios (Neh. 1:1-4), ahora estaba teniendo vida real, pero necesitaba incrementar el número de habitantes para fortalecerse más.

La decisión fue repoblarse, y así lograron ser una ciudad estable, hasta la venida del Mesías. Este acontecimiento trajo bendición a toda Jerusalén y Judá. Desde ese día se dedicarían amar al único Dios, y no ir en pos de dioses ajenos.

En nuestra vida espiritual, el avivamiento puede traer un gran movimiento que nos lleve a buscar a Dios, pero si no trabajamos en nuestro crecimiento espiritual, esas emociones temporales de la búsqueda de Dios se ven cortas cuando el creyente no busca crecer espiritualmente.

El Señor va a obrar en nosotros para producir el crecimiento espiritual (Fil. 2.13), pero somos nosotros quienes debemos desarrollar esta área (Fil. 3:12-16). A través de la lectura de la Biblia, la oración, la obediencia, el estudio profundo de Su Palabra, el servicio, y la disciplina espiritual de alejarnos de cualquier tentación lo lograremos.

Muchos se quedan cortos en este fortalecimiento porque no continúan en su crecimiento, lo que los llevará nuevamente a caer en una vida espiritual monótona, y aún más, a un retroceso.

¿Qué está haciendo hoy para crecer espiritualmente? ¿En qué áreas de su vida no ha forjado un crecimiento constante? Recuerde, en el crecimiento estará nuestro fortalecimiento. (Is. 54:2, 3)


«El avivamiento espiritual es el inicio a una vida de cambio, pero debemos mantenernos constantes en nuestro crecimiento para que podamos ser fuertes, y no volver a caer de donde salimos»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcast


Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: