Un rayo de SABIDURÍA

Sentido que favorece | Un rayo de SABIDURÍA

Salmos 139.7-8

Proverbios 1:1-7

“Los proverbios de Salomón, hijo de David, rey de Israel.

Para entender sabiduría y doctrina, Para conocer razones prudentes,

Para recibir el consejo de prudencia, Justicia, juicio y equidad;

Para dar sagacidad a los simples, Y a los jóvenes inteligencia y cordura.

Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo,

Para entender proverbio y declaración, Palabras de sabios, y sus dichos profundos.

EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA ES EL TEMOR DE JEHOVÁ; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.”

Salomón, al iniciar a escribir el libro de Proverbios, nos detalla en los primeros seis (6) versículos el propósito o la motivación de este libro: «que lleguen a conocer más, que vivamos en prudencia, seamos sagaces y vivamos en cordura e inteligencia; es decir, este libro es para hacerlos crecer en sus razonamientos y ayudarles a vivir una vida llena de cordura y actos dignos». Lo cual es sumamente valioso.

Pero lo relevante de estos seis versículos es que continúan dando la primera instrucción de cómo podemos llegar a ser sabios. El principio de todo, antes que cualquier cosa, sobre todo lo que hagan o piensen, y lo que nunca debe faltar en sus vidas para ser sabios, nos dice Salomón, es “llegar a temer a Dios” (Proverbios 1:7).

Pudo darnos una gran cantidad de ideas, métodos a seguir, cosas que hacer, personas de quienes aprender o pensamientos que observar; y lo primero que nos dijo, y lo más relevante, fue que, sin una percepción y apreciación de Dios en nuestras vidas, nunca llegaremos a ser sabios.

La palabra “PRINCIPIO” da la idea de tiempo y valor. Es lo primero de deben hacer y es lo más importante que deben hacer. Si quiero llegar a ser sabio debo reconocer en primer lugar y sobre todo la presencia de Dios en mi vida. Este es el principio de la sabiduría.

La palabra “TEMOR” quiere decir reverencia. La reverencia a Dios es reconocer que estamos ante la Omnipresencia, Omnisciencia, Omnipotencia, Soberanía, Santidad, Justicia, Misericordia, Gracia, Fidelidad, y más atributos del Dios creador. Es decir, Él lo sabe todo, lo puede todo, lo ve todo, gobierna sobre todo, y es supremamente santo, justo, misericordioso, bondadoso, fiel, etc. Nada es oculto y nada es difícil de hacer para Dios dentro de Su carácter.

Mis actos deben reflejar mi constante reconocimiento que estoy ante Dios, y Él, sabiendo lo que voy a decir, hacer o pensar, va a estar analizando mis actos. Ya lo dice el Salmo 139 que no importa donde esté y a la hora que esté, Dios está ahí y va a conocer todo. Mi reverencia a Dios hará que actúe con prudencia, y ser prudente es iniciar a ser sabio. “El PRINCIPIO de la sabiduría es el TEMOR a Jehová”.

Salomón nos estaba diciendo que si considero a Dios en cada cosa que haga me llevará a actuar con sabiduría, mas los necios e insensatos desprecian a Dios, y, por ende, la sabiduría.

«La sabiduría no es el acúmulo de conocimientos,
la sabiduría bíblica es actuar apropiadamente ante Dios y los hombres»

Salmos 139:7-8

“¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciere mi estrado, HE AQUÍ, ALLÍ TÚ ESTÁS.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s