En el TRABAJO

Con un jefe así | En el TRABAJO

Tito 2.2

Tito 2:2

QUE LOS ANCIANOS SEAN sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia.”

Pablo, al escribirle a Tito, le pide que anime a los demás que están a su alrededor a tener ciertas cualidades en su comportamiento. Entre ellos mencionan a los “ancianos”, aquellos que por su edad tenían cierto reconocimiento dentro de la Iglesia. Estas personas posiblemente tienen algunas responsabilidades, pero sobre todo sobresalían sobre los demás por su “antigüedad”. Estas personas debían vivir de cierta manera que los haga dignos de reconocimiento y honra de parte de los demás.

Pablo resalta seis características que pueden muy bien aplicarse a personas, sean estos dueños de empresas, jefes de áreas, o líderes de trabajo que por su posición tienen cierto reconocimiento entre los demás.

SOBRIA es una persona que sabe controlarse, que llegan a tener control propio de su comportamiento y que no se deja influenciar por las circunstancias para actuar, sino que maneja la calma en medio de la tormenta, aún a pesar que esté “casi por anegarse”. Es alguien que no se deja cambiar fácilmente por las cosas que pasen a su alrededor.

SERIA es una persona que trata con respeto, que evita las bromas ofensivas o denigrantes. Alguien que trata con consideración a los demás considerándolas a todas ellas dignas de respeto. Sensible en su manera de vivir.

PRUDENTE es alguien que es sano y seguro de mente, que no solo es sobrio en su comportamiento, sino que actúa con sabiduría. Alguien que sabe que decir en el momento apropiado y que evita decir o hacer cosas inapropiadas. Saben vivir con sabiduría y sensatez.

Debe ser además SANO EN LA FE, si es creyente, debe vivir de acuerdo a lo que dice de lo que cree. No existe coherencia cuando alguien dice que cree algo y vive completamente distinto a lo que cree. La persona Sana en Fe es alguien que tiene una fe sólida, que sabe lo que cree y que lo vive.

Esta persona por cierto debe ser SANA EN AMOR, es decir, alguien que ama en verdad. Una persona seria y prudente que sabe lo que cree y lo vive de seguro va a ser alguien que ama a los demás. No hay nada más bello que ver a alguien con cierta “antigüedad” que ha aprendido amar a otros, esto le hará alguien que llevará todas sus relaciones con aprecio y cariño hacia quienes están a su alrededor.

Y por último, debe ser alguien con PACIENCIA, un ser humano que tiene fortaleza para soportar el sufrimiento o las injusticias. Alguien que aprende a aceptar a los demás con sus debilidades, y que al momento de actuar obra con sobriedad y prudencia.

Estas seis cualidades serán siempre bien apreciadas en aquellos que tienen “ANTIGÜEDAD” en el trabajo. Pero, sea cual sea su posición en su trabajo: sea jefe, líder o empleado; estas seis características le harán un gran bien.

«Un gran líder tiene cerebro, visión, alma, valores y un corazón” – Klaus Schwab.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s