Vida Cristiana

“Todo el consejo de Dios” | VIDA CRISTIANA

hechos-20-27

Juan 7:19-24

¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué procuráis matarme? Respondió la multitud y dijo: Demonio tienes; ¿quién procura matarte? Jesús respondió y les dijo: Una obra hice, y todos os maravilláis. Por cierto, Moisés os dio la circuncisión (no porque sea de Moisés, sino de los padres; y en el día de reposo circuncidáis al hombre. Si recibe el hombre la circuncisión en el día de reposo, para que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en el día de reposo sané completamente a un hombre? No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.”

 

Jesucristo estaba siendo perseguido por haber sanado a un paralítico en un día de reposo (Juan 5:1-16). El día de reposo era una de los mandamientos presentes en la Ley de Moisés (Éxodo 20:8-11), y el propósito de tal mandamiento era el que el hombre pueda destinar un día para dedicarlo a Dios y que deje de hacer cualquier cosa que no tenga conexión religiosa (Levítico 23:3; 26:2). Los judíos en el tiempo de Jesucristo habían hecho de este mandamiento uno tal que en ese día no hacían nada, literalmente hablando. Para ellos el que Jesucristo hubiera sanado al paralítico era completamente fuera de lo debido.

Pero Jesús les enseña que para evitar hacer un juicio inapropiado de su trabajo deberían entender un poco más toda la enseñanza que ellos habían recibido en la Torá (Juan 7:22-24), los cinco primeros libros de la Biblia dados por Moisés. Jesús introduce una enseñanza valiosa al explicarles que antes de que venga Moisés y las leyes dadas a través de él, Dios había establecido la circuncisión al octavo día de nacido y le había dado este mandamiento a Abraham como pacto (Génesis 17:9-14). La circuncisión era un rito necesario para el judío, y se lo tenía que hacer al octavo día exactamente, y si este día era en sábado, se lo debía hacerlo. Jesús estaba enseñándoles a los judíos que, para enseñar apropiadamente, se debe enseñar de toda la Biblia sin sacar el texto del contexto completo de la Palabra de Dios. El curar a un hombre de una enfermedad era igual a “limpiar” simbólicamente al varón de su impureza.

Actualmente hay mucha gente que enseña inapropiadamente la Palabra de Dios, muchos toman pasajes específicos de la Biblia y los enseñan como doctrina, pero descuidan lo que la Biblia tiene que decir en cuanto a ese tema en su contexto general. Temas como la seguridad de salvación, los dones, algunos ritos religiosos, algunos mandamientos o costumbres descritas en la Biblia (como el día de reposo), etc., son enseñados de tal manera que olvidan “todo el consejo de Dios” (Hechos 20:27).

La Biblia en ninguna parte es incongruente, ni contradictoria, mucho menos difícil de entenderla. Recordemos que la Biblia como un todo tiene un sentido de unidad, pero al mismo tiempo no podemos olvidar que existieron varias dispensaciones, y en cada una de ellas Dios iba añadiendo o cambiando ciertas pautas, de acuerdo a la necesidad y al tiempo que se vivía. El día de reposo, por ejemplo, no nació como mandamiento desde los días de la creación, fue incorporado después con Moisés, y fue modificado del sábado al domingo para usarlo como día de reunión y adoración (Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2), porque lo importante es guardar un día para el Señor, más que el mismo día en sí.

Cuando vayamos a enseñar la Biblia, enseñemos “todo el consejo de Dios”. La Palabra de Dios, toda Ella, es “inspirada por Dios, y útil para enseñar” (2 Timoteo 3:16), no solo una parte. Ella es “viva y eficaz” para ser usada con poder (Hebreos 4:12), pero utilicémosla apropiadamente. Estudie la Biblia, aprenda las enseñanzas fundamentales que se encuentran en Ella, no mal utilice un versículo para decir lo quiera decir, sino que diga lo que Ella tenga de decir. Hónrela y ámela, ya que es nuestra mejor arma (Efesios 6:17).

«Señor, gracias por Tu Palabra, ayúdame amarla, conocerla, honrarla y enseñarla como debe ser»

 

Hechos 20:27

“porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s