Mendigando misericordia

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Marcos 10:46-52

“Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.”

  1. Como muchos imposibilitados de una vida buena, este hombre mendigaba en el camino.
  2. Reconocía que necesitaba un acto de misericordia.
  3. No calló hasta que Dios lo escuchó.
  4. Jesús se volteó, lo mando a llamar, y con temor o incertidumbre se acerca pidiendo la intervención divina.
  5. Fue su fe en Jesús que le dio vista y salvación.

Todos nosotros podemos identificarnos con Bartimeo, todos estamos imposibilitados de una vida agradable a Dios, y mendigamos en la vida ayuda para vivir una vida santa.

Bartimeo no se detuvo hasta que hubo alguien quien lo ayude. Nosotros no debemos dejar de pedir a Dios hasta que nos ayude a vivir libres de ataduras espirituales que nos impiden seguir y adorarlo como Él merece.

Al igual que este hombre, todos estamos ciegos espiritualmente a la verdad de Dios, Su Palabra, y sin posibilidad de tener vida eterna; y el Señor es el Único que puede limpiarnos del pecado, restaurar nuestra vida espiritual, y sobre todo, salvarnos de la condenación.

Todo esto es un acto misericordioso de Dios, Quien ahora nos llama a cada uno a acercarnos a Él, para que podamos estar limpios del pecado y salvos del infierno.



«Señor, gracias por Tu misericordia, el medio por el cual Tú canalizas nuestras bendiciones»

Ministerio UMCD

Síga nuestros Podcast en Spotify

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: