Lo más importante

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Marcos 12:28-34

“Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y ya ninguno osaba preguntarle.”

  1. Jesús tenía otra pregunta frente a Él: “¿Cuál es el primer mandamiento de todo?”.
  2. La respuesta tiene tres partes que consta de reconocer a Dios, amarlo a Él y amar al prójimo.
  3. Todo inicia con reconocer que hay un solo Dios, y este es Señor de todo.
  4. Al reconocer a Dios entendemos que hay que amarlo, y ese amor debe ser pleno, entregado.
  5. Cuando aprendemos a reconocer y amar a Dios, entonces podemos amar a nuestro prójimo como Dios espera, sabiendo que lo hacemos como resultado de nuestro amor al Señor.
  6. Todo esto es más importante que cualquier otra cosa que podamos hacer para agradarle.

La mejor manera de medir una correcta obediencia está en el deseo que se debe tener en agradar a Dios por medio del cumplimiento. Muchos creemos que obedecer es cumplir una orden nada más, pero en la Biblia este concepto implica el deseo de agradar también.

El amar bíblico requiere de una entrega absoluta de la persona que ama hacia el ser a quien amamos. Yo doy todo de mi para beneficiar a aquel a quien amamos. Cuando le preguntaron a Jesús cuál era el mandamiento más importante, Él les recordó que debe ser el reconocer a Dios, amarlo entregadamente, y es así como se puede cumplir ese primer mandamiento.

Todo encaja en función de este principio. Si realmente amo a Dios, entonces el obedecer en todo lo demás fluirá como resultado de mi amor y reverencia. El amor al prójimo vendrá como resultado de agradarlo a Él también.

Dios es digno de nuestro amor, pues Él nos manifestó lo que significa amar al enviar a Su Hijo a morir por nosotros. Él dio todo por beneficiarnos, y es ahí donde conocimos el significado del amor, y todo lo que hace Dios en favor nuestro viene como resultado de Su amor.

¿Ha conocido el amor de Dios? ¿Sabe cuánto le ama Dios a usted? ¿Entonces, qué haremos nosotros para expresarle nuestro amor bíblico a Él y a los demás?



«Lo más importante para el hombre es: Reconocer Quién es Dios, amarlo a Él, y amar al prójimo como es debido»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcast

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: