Ante la adversidad, orar

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Marcos 14:32-42

“Vinieron, pues, a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que yo oro. Y tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y comenzó a entristecerse y a angustiarse. Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad. Yéndose un poco adelante, se postró en tierra, y oró que si fuese posible, pasase de él aquella hora. Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú. Vino luego y los halló durmiendo; y dijo a Pedro: Simón, ¿duermes? ¿No has podido velar una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. Otra vez fue y oró, diciendo las mismas palabras. Al volver, otra vez los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño; y no sabían qué responderle. Vino la tercera vez, y les dijo: Dormid ya, y descansad. Basta, la hora ha venido; he aquí, el Hijo del Hombre es entregado en manos de los pecadores. Levantaos, vamos; he aquí, se acerca el que me entrega.”

  1. El nombre Getsemaní significa “prensa de aceite”, un lugar en el Monte de los Olivos. Interesante nombre, considerando lo que estaba por suceder.
  2. Jesús pide a sus tres amigos más cercanos que le acompañen a orar, porque sabía lo que venía en un momento.
  3. En Su petición, el Hijo pide a Dios que sobre todas las cosas le ayude hacer la voluntad de Él, a pesar de que sentiría el dolor de la traición, del injusto juicio, de los azotes, de los clavos; sobre todo, de la ira de Dios en contra del pecado que llevó.
  4. Después de haber estado cerca de una hora, vuelve a ver a Sus discípulos quienes estaban dormidos, y les exhorta a ponerse en oración, ya que lo que vendría, no solo afectaría a Cristo, sino a ellos también.
  5. La falta de atención ante el llamado de Jesús por parte de los discípulos hace el Señor los amoneste por no escuchar la alerta de velar y orar.
  6. La oración ayudó al Señor a someterse y enfrentar la prueba, mientras que para los discípulos la falta de oración hizo que cayeran en la tentación de huir y negar al Señor.


Las adversidades que se presentan pueden traer angustia, temor, incertidumbre, dolor, y hasta pérdida. Cuando la adversidad es muy intensa y prolongada, es cuando necesitamos ser fuertes y pacientes.

La falta de voluntad para enfrentar las pruebas nos puede llevar a mirar a las tentaciones, y a las salidas pecaminosas. Una adversidad puede ser tan intensa que, para algunos de nosotros, la única salida será terminar esta con un acto pecaminoso o inapropiado.

Jesús estaba enfrentando una prueba muy difícil y le pidió a Dios que le ayudara a cumplir con Su voluntad; pero cuando la persecución vino en contra de los discípulos, ellos huyeron y uno le negó.

En la oración contra las dificultades podemos pedir por firmeza, fortaleza, consuelo, guía, ayuda, entendimiento, sometimiento y fidelidad.



«La oración es una poderosa arma para enfrentar las adversidades. Nos ayuda a hacer la voluntad de Dios, a permanecer firmes con Él, y a evitar las tentaciones»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcast

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: