Terrible canje

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Error involuntario en la enseñanza: No es una persona “injusta”… era una “PERSONA JUSTA” lo que se quería enseñar (Minuto 3:26-27)


Marcos 15:6-15

“Ahora bien, en el día de la fiesta les soltaba un preso, cualquiera que pidiesen. Y había uno que se llamaba Barrabás, preso con sus compañeros de motín que habían cometido homicidio en una revuelta. Y viniendo la multitud, comenzó a pedir que hiciese como siempre les había hecho. Y Pilato les respondió diciendo: ¿Queréis que os suelte al Rey de los judíos? Porque conocía que por envidia le habían entregado los principales sacerdotes. Mas los principales sacerdotes incitaron a la multitud para que les soltase más bien a Barrabás. Respondiendo Pilato, les dijo otra vez: ¿Qué, pues, queréis que haga del que llamáis Rey de los judíos? Y ellos volvieron a dar voces: ¡Crucifícale! Pilato les decía: ¿Pues qué mal ha hecho? Pero ellos gritaban aun más: ¡Crucifícale! Y Pilato, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó a Barrabás, y entregó a Jesús, después de azotarle, para que fuese crucificado.”

  1. Se había hecho una costumbre por parte del gobernador romano de libertar en amnistía a una persona por petición del pueblo.
  2. Aprovechando la posibilidad, Pilato anima al pueblo a dar amnistía a Jesús, su Rey, como de forma despreciativa lo dijo; pero el pueblo estaba instigado por los sacerdotes, quienes solicitan a Barrabás.
  3. La protesta era tan bulliciosa, que no permitía dialogar, gritaban más y más: ¡Crucifícale!
  4. Pilato, ante tan difícil dialogo, y para evitar problemas en este tiempo especial de la fiesta judía, se lava las manos en señal de inocencia (Mt. 27.24), acepta la petición del pueblo para crucificar a Jesús.


La maldad de los sacerdotes estaba teniendo el fin que ellos esperaban, y por el cuál habían estado anhelando por mucho tiempo. No iban a permitir que ahora nada los detenga. Las sugerencias de Pilato no tenían cabida en el corazón envidioso y lleno de maldad de los sacerdotes.

Unos días atrás el pueblo había gritado “¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas!” (Mr. 11:9, 10), y ahora gritan ¡Crucifícale, crucifícale!(Lc. 23:21).

El corazón de todos se había volteado en contra del Señor. Quien hace un tiempo atrás era recibido con gozo, y miles venía para ser sanado y aprender del Maestro, ahora estaban ahí para condenarlo y pedir a Barrabás.

Hoy, muchos rechazan abiertamente al Señor, muchos que buscan en otros lugares hallar significado en la vida, menosprecian a Jesús. Muchos de ellos lo buscan solamente para que solucione sus problemas temporales, pero no lo buscan como Dios y Señor de sus vidas.

Cristo estaba enfrentando todo esto por amor a todos ellos, pero el amor del Señor no fue reconocido en esos días, y menos ahora.

¿Y usted, con qué lado se identifica: con los que gritaron Hosanna o con los que gritaron Crucifícale?



«El rechazo que recibió Jesús por parte del pueblo que gritó “¡Crucifícale!” vino a ser usado por Dios para mostrarnos Su misericordia cuando Su Hijo por mi pecado en la cruz murió»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcast

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: