¿Cómo aprovechar los años que Dios nos da?

Haga clicl en la imagen para ver el video de la lección

Es impresionante el alto valor que le damos al dinero y no así al tiempo, basta ver la forma en la que administramos estos dos recursos para darnos cuenta el valor que tienen para nosotros. 

El tiempo es un recurso no renovable, cada minuto o segundo que vivimos no vamos a recuperarlo, ni podemos ganarlo, en ese sentido, deberíamos valorar mucho más el tiempo que otras cosas. 

Es por esto que el Salmista dice: 

“Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, Porque pronto pasan, y volamos. ¿Quién conoce el poder de tu ira, Y tu indignación según que debes ser temido? Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.” (Salmos 90:10-12

Este pasaje nos ayuda a entender dos principios muy importantes para que aprovechemos nuestro tiempo con sabiduría, el primero de ellos es que: 

  1. El pecado tiene un impacto en nuestro tiempo. 

Es posible que vivamos sin percatarnos en la enorme influencia que tiene el pecado en todas las áreas de nuestra vida, tal vez somos más sensibles a él cuando hacemos algo que de manera explícita nos causa a nosotros o a otros un daño evidente, pero en cosas cotidianas y sencillas podemos acostumbrarnos a él. 

Pues la forma como administramos el tiempo puede ser una de esas áreas cotidianas que no consideramos a profundidad, pero todo el tiempo estamos siendo tentados por nuestra propia naturaleza a desaprovechar ese regalo que Dios nos da cada día en cosas que no tienen ningún valor eterno. 

La Biblia nos enseña que nuestra vida es muy breve, de hecho, Ella la compara con la hierba que brota, abre y florece en la mañana, pero en la noche se seca y se marchita (Job 14.1-2; Sal. 90.5-6; 103.15-16; Stg. 1.10-11). Por eso vivimos y morimos, y en medio de ello nos desgastamos y afligimos como consecuencia del pecado. 

Ese pecado produjo en Dios un enojo santo y terminó haciéndonos enemigos suyos desde nuestro nacimiento (Ro. 5.10), y fue la razón por la que la raza humana fue maldecida y hoy gemimos de dolor y sufrimiento (Ro. 8.19-23). 

Una maldición que resulta en la muerte, el envejecimiento, el dolor y el quebrantamiento de nuestro cuerpo cuando así Dios lo dispone. (Sal. 90.3-4). 

Así que para vivir bien necesitamos… 

  1. Sabiduría para administrar el tiempo. 

¿Cuál es el segundo principio que este pasaje nos ayuda a entender? 

Parte de esa sabiduría es ajustar nuestras expectativas sobre la vida y entender que habrá momentos de llanto y preocupación que solo podremos sobrellevar si estamos anclados en Jesús, el único que nos da paz en todos los momentos de nuestra vida. 

En la búsqueda de esa sabiduría haríamos bien en pedir que se nos permita comprender la brevedad de la vida, así como el Salmista lo hace (Sal. 90.10-12). Porque ese conocimiento nos ayudará a tener un temor reverente por nuestro Dios. 

Un temor que involucra creer que Él existe, que es “el Soberano”, el que tiene nuestras vidas en sus manos, el que con una sola palabra puede dar fin a nuestra existencia y el que nos llamará a juicio luego de nuestra muerte. 

Cuando vemos a Dios así, tendremos ese temor reverente, que incluye un respeto sagrado, una necesidad de atender a su Palabra y considerar seriamente su voluntad para que podamos encontrar la sabiduría que necesitamos para aprovechar nuestro tiempo en la tierra. 

¿Será que estamos siendo conscientes de lo limitado de nuestro tiempo y de nuestra responsabilidad de aprovecharlo para la gloria de Dios? 

Hoy es el día para comprender que por nuestra naturaleza pecaminosa somos tentados a desperdiciar nuestro tiempo en cosas que no tienen sentido, por eso es bueno que busquemos la sabiduría de lo alto para que seamos prudentes y eficientes en la forma como lo administramos, cumpliendo su voluntad y dándole la gloria. 


«El tiempo es un recurso no renovable, por eso debemos valorarlo más que otras cosas»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcasts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: