¿Cómo puedo ser fructífero?

(Haga clic en la imagen para ver la lección en video)

Marcos 4:10-20

“Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados. Y les dijo: ¿No sabéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas? El sembrador es el que siembra la palabra. Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones. Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan. Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.

  1. La Palabra de Dios es un misterio que sólo puede ser revelado por Dios.
  2. Dios siempre usará Su palabra de acuerdo con Su voluntad. (comp. Isaías 55:8-11)
  3. El problema no está en la semilla, pues el la Palabra de Dios; y tampoco en el sembrador, que es quien la predica.
  4. La causa de la falta de resultados buenos es el terreno, que es el corazón del oyente. Somos los oyentes quienes tenemos que revisar nuestra disposición para oír.

Jesucristo estaba usando un recurso pedagógico llamado parábola para enseñar. Por lo general, es un relato un poco largo sacado de eventos de la vida, dónde, se coloca “un objeto al lado” para poder enseñar una verdad espiritual.

Los discípulos inicialmente escucharon el relato de la historia (4:3-8), pero no pudieron relacionarlo espiritualmente para aplicarlo en sus vidas (4:10), por eso vino la explicación del Señor.

Depende de nuestra vida y de dónde se encuentra nuestro corazón para permitir que la Palabra de Dios produzca fruto. Si nuestro corazón está duro como el camino, sin suficiente terreno fértil como las piedras, o con muchos “espinos”, nunca dará el fruto adecuado. Debemos prepararnos y enfocarnos a dejar que la Biblia nos transforme y produzca los cambios (frutos) que necesitamos.

#Escuchar #Entender #Aprender #Obediencia #Jesús #PalabraDeDios #Parábola #Frutos #VidaCristiana #MinisterioUMCD #UnMomentoConDios



“Un corazón duro, sin terreno fértil o afanado por el mundo NUNCA llevará fruto espiritual; pero un corazón deseoso de producir NUNCA quedará sin dar fruto”

Ministerio UMCD

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: