Un rayo de SABIDURÍA

Busquemos la sensatez | Un rayo de SABIDURÍA

Proverbios 19.2-3

Proverbios 19:2-3

EL ALMA SIN CIENCIA NO ES BUENA, Y aquel que se apresura con los pies, peca.
La insensatez del hombre tuerce su camino, Y luego contra Jehová se irrita su corazón.”

 

La Historia Abate al Altivo Urbano VIII

<<En el año de 1633 el Papa Urbano VIII, quien pretendía ser el sapientísimo e infalible vicario de Cristo, haciendo alarde de su “sabiduría” mandó encarcelar a Galileo porque éste enseñaba que la tierra giraba sobre sí misma y a la vez alrededor del sol. Al gran Galileo, para salvarle la vida después de haber sufrido durante muchos, muchos meses en los calabozos de la Inquisición, se le hizo salir, con la creencia de los inquisidores, de que la prisión había quebrantado la fe de él en las “herejías” que había estado enseñando. Pero como se viera que Galileo aún conservaba las ideas que antes había expuesto, el Papa lo mandó a la cámara del tormento, donde el pobre anciano sufrió muchas veces, con estoicismo, el suplicio de la cuerda. Al fin, quebrantado y vencido por los sufrimientos físicos y morales, fue obligado a abjurar en esta forma: “Yo, Galileo, a los setenta años de edad, arrodillado ante sus eminencias y teniendo ante mis ojos los Santos Evangelios que toco con mis propias manos, abjuro, detesto y maldigo el error y la herejía del movimiento de la tierra.”

La justicia divina y la sabiduría que Dios ha transmitido a los hombres, han exaltado a Galileo colocándolo, entre los sabios más ilustres que el mundo ha conocido, y han humillado al altivo Papa Urbano VIII colocándolo entre los hombres más presuntuosos e ignorantes de la tierra.>>Exp. Bíbl. (Lerı́n, A. – 500 ilustraciones)

Muchas veces nosotros podemos actuar como los perseguidores de Galileo Galilei, tomamos decisiones sin ni siquiera detenernos a pensar en lo que hacemos. En esos momentos, donde la falta de razonamiento nos lleva actuar sin medir las consecuencias es cuando podemos estar encaminándonos en una dirección pecaminosa (“y aquel que se apresura con los pies, peca”).

La persona insensata es alguien que por cultura o estilo de vida puede pasar por alto las instrucciones de la sabiduría. Su falta de juicio y de reflexión antes de actuar le puede llevar a torcer tanto su camino que cree firmemente que lo que hace es correcto y que los resultados que se obtendrán de su decisión serán llenos de bendiciones.

Pero pronto se dará cuenta que lo que pensaba no trajo los beneficios buscados, enseguida busca encontrar a un culpable de su falta de éxito, y es ahí donde puede llegar inclusive a culpar a Dios de la falta de buenos resultados (v. 3).

Para evitar esta de falta de entendimiento y de poca cordura en la toma de decisiones tenemos con nosotros la Palabra de Dios que puede hacernos sabios, aclara nuestros pensamientos, nos puede llevar a analizar apropiadamente nuestras decisiones y puede guiarnos en la dirección a tomar. “El alma sin ciencia no es buena” (Proverbios 19:2), pero “de tus mandamientos he adquirido inteligencia” (Salmos 119:104).

 

«Dios, gracias por Tu Palabra, porque Ella aclara mis pensamientos y me otorga sabiduría»

 

Proverbios 2:6-7

“Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
El provee de sana sabiduría a los rectos; Es escudo a los que caminan rectamente.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s