¿Hasta cuándo rechazas la sabiduría?

Si queremos vivir “confiadamente… tranquilo, y sin temor del mal” (v. 33), entonces debemos rechazar ser simples, burladores o necios, y buscar a Dios para que nos imparta de Su sabiduría dispersa por toda Su Palabra. Comenzando con el temor reverente a Él, y alimentándonos todo el tiempo de la Biblia, podemos recibir conocimiento sabio que transformará nuestra vida y nos llevará a la verdadera prosperidad. ¡Escuchemos hoy su voz, la sabiduría nos está llamando!

El inicio supremo para alcanzar sabiduría

“Todo el que quiera ser sabio debe empezar por obedecer a Dios. Pero la gente ignorante no quiere ser corregida ni llegar a ser sabia” (TLA). Leyendo esta otra traducción del versículo 7 de este pasaje llegamos a entender mejor lo que el autor de Proverbios quiere decirnos al darnos su máxima más importante: Hay un principio supremo para llegar a ser sabios, y es teniendo “temor a Jehová”.

¿Estamos realmente firmes?

Como creyentes, debemos ser prudentes y humildes. La prudencia nos ayudará a actuar apropiadamente, mientras que la humildad no recordará de que todos podemos caer. En cambio, la necedad nos hará actuar sin cordura, y el orgullo nos cegará haciéndonos creer que somos invencibles ante las tentaciones.

Insensatez y maldad de los hombres – “TAÑENDO CUERDAS” AL SEÑOR (XVIII)

¿Dónde se encuentra hoy su corazón? ¿Vive pecando como si Dios no existiera en su vida? Es el momento de parar, arrepentirse, pedir perdón a Dios, y dejar esa vida de necedad… antes que sea tarde.

¿Cuánta luz hay en su vida hoy?

Mientras más cerca estemos de la luz de Dios más lejos estaremos de la oscuridad del pecado.

Apercepción

Salmos 14:1-3 “Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios. Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quienSigue leyendo “Apercepción”

Sabiamente limitados | Un rayo de SABIDURÍA

Sabiamente limitados.   Salmos 90:12 “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.”   Para aprender a sumar y restar, para aprender a contar los números, para poder hacer cálculo matemático, para aprender estadística, y para el conocimiento de cualquier ciencia exacta estamos limitados de conocimiento y necesitamos aprender. ElSigue leyendo “Sabiamente limitados | Un rayo de SABIDURÍA”

¿No es acaso repugnante? | Un rayo de SABIDURÍA

¿No es acaso repugnante?   Proverbios 26:11 “Como perro que vuelve a su vómito, Así es el necio que repite su necedad.”   Todos estaremos de acuerdo que no hay nada más repugnante que ver a un perro volverse a su propio vómito. Para quienes hemos tenido mascotas, esta práctica no común suele suceder enSigue leyendo “¿No es acaso repugnante? | Un rayo de SABIDURÍA”