¿Qué tan bueno es el regaño?

El regaño es el gesto o la expresión de disgusto que uno tiene cuando hay algo que ha provocado indignación o molestia. El regaño generalmente solo tiene el propósito de expresar ira ante lo injusto, pero pocas veces tiene el propósito de exhortar o instruir en lo bueno. Solo es una expresión de disgusto acompañado con palabras ásperas, lo que puede producir solo tristeza, dolor o rebeldía, pero pocas veces un cambio positivo.

El camino de los malos – “TAÑENDO CUERDAS” AL SEÑOR (X)

No siempre la vida parecerá justa, y aparentará ser más injusta cuando los buenos sufren y los malos gozan. Es ahí donde nuestra mente puede traicionarnos y mirar con envidia el perverso caminar de los injustos, o contemplar con reproche la falta de nuestro bienestar.

Lágrimas para el cambio

Demos gracias por aquellos que nos exhortan para nuestro bien, aprendamos del carácter de Dios que nos redarguye, corrige e instruye para nuestro crecimiento. Pero oremos para que, tanto quienes exhortan como los que somos exhortados, hablemos y escuchemos con amor sincero, con ánimo pronto, con la verdad de la Palabra, y con el anhelo de un cambio pleno, y no con deseo de juzgar perversamente.

Hablando a través de la herida

Nunca hable a través de las heridas, porque puede herir a alguien; hable solo cuando haya sanado, entonces podrá restaurar y sanar a otros.

Principios para el Líder IX – CORRECCIÓN EQUILIBRADA

Para lograr una buena conducta general se debe comunicar con claridad los requerimientos, y corregirlos cuando sea necesario.

¿Cuáles son sus intereses?

Procuremos siempre que nuestro sincero interés esté basado primero en el bien de los otros antes que en el nuestro propio.

¿La ira venidera?

Mateo 3:1-2, 7-8 “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. […] Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huirSigue leyendo “¿La ira venidera?”

Más destructiva que la necedad | Un rayo de SABIDURÍA

  Más destructiva que la necedad.   Proverbios 27:3-4 “Pesada es la piedra, y la arena pesa; Mas la ira del necio es más pesada que ambas. Cruel es la ira, e impetuoso el furor; Mas ¿quién podrá sostenerse delante de la envidia?”   En un libro de Charles Swindoll de ilustraciones y citas leíaSigue leyendo “Más destructiva que la necedad | Un rayo de SABIDURÍA”