¿Quieres conseguir algo más valioso que el oro?

Hace unos años atrás una compañía de tarjeta de crédito sacó un eslogan que lo utilizaba en casi todas sus promociones comerciales por todos los medios publicitarios, y que decía algo así: «Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás está “[…]”» y nombraban su compañía. De esta manera, ellos trataban de promover el uso de sus servicios crediticios para que las personas alcancen algo valioso, pero ellos mismos sabían que no podrían ofrecer todo lo que una persona quisiera o necesitara, solo lo que se podía conseguir por medio del dinero.

¿Cómo conseguir provecho de la disciplina?

La palabra “castigo” es definida también como instrucción, advertencia, consejo, corrección, doctrina, disciplina, entre otras. Entonces vemos que la instrucción o la disciplina que imparte “el castigo” tiene el propósito de impartir conocimiento o dar corrección (Pr. 24:32). Y como lo dice W. E. Vine en su diccionario, «se trata de una disciplina para toda la vida; de ahí la importancia de prestar atención» a esta palabra.

¿Cómo conseguir satisfacción económica?

Todos buscamos la satisfacción económica para nuestra vida, un estado en donde las posesiones que tengamos se conviertan en un recurso más para vivir contentos, pero no todos alcanzamos esa satisfacción porque creemos que ella está en la abundancia de lo que queramos tener, y la codicia, la avaricia y la envidia nublarán nuestro corazón con desdicha, insatisfacción y angustia, y nos motivará a buscar más riquezas, haciéndonos creer que nunca podremos hallar esa satisfacción.

¿Cómo conseguir buenas decisiones?

Todos tenemos la capacidad de razonar y de hacer evaluaciones apropiadas basadas en la experiencia o en el conocimiento de algún hecho en particular que nos ayudan a mirar todos los elementos presentes antes de tomar esa decisión, pero, aunque podamos conocer muchas cosas previas a la decisión, aún tenemos la incertidumbre del futuro y de todo lo que puede venir para ese tiempo.

Convirtámonos en cristianos “negociantes”

La mina de la que se nos habla en esta parábola era una moneda que equivalía a tres meses de salario de una persona, y cada uno de los diez siervos de este Noble recibió una, con la orden de que negociaran con ella para que cuando este hombre regresara hallara ganancia sobre su inversión…

Esperando por nuestro reino

Jesús comprendía muy bien la tensión que había en el ambiente debido a que el ánimo de la gente que caminaba junto a Él era de expectativa, ellos pensaban que: el reino de Dios muy pronto aparecería; y que estaban marchando con el Rey…

¡Vivamos con lo necesario para ser “ricos”!

Según Tito 2.11-12 esa es la forma en la que somos llamados a vivir, este pasaje resume lo que significa vivir sobriamente. Con esto no quiero decir que no podamos disfrutar de las bendiciones de Dios, sino que nuestro corazón desee agradarlo aun por encima de las riquezas, el confort y las excentricidades.

¿Cómo vivir bien en este siglo?

en la carta de Pablo a Tito capítulo 2 versos 11-12 hallamos la forma de vida que debe distinguir a los creyentes, y que define la forma en la que debemos administrar todo lo que tenemos, este dice: “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente.”