Tres condiciones para que no nos falte “pan”

Dios siempre cuida de nosotros, pero también nos ha dado capacidad laboral e intelectual para aprovechar las oportunidades que Él nos brinda y usarlas para nuestra prosperidad. Seamos sabios y actuemos justamente y no nos faltará pan en nuestra mesa.

¿Cómo convertirse en gozo de los padres?

Si queremos honrar a nuestros padres y traer alegría a sus vidas aprendamos a ser sabios, prudentes, escuchemos el consejo, y tomemos decisiones sabias, que no solo les alegrará a ellos, sino que nos traerá muchas bendiciones a nuestra vida. El necio solo traerá desconsuelo.

El sabio sabe a quién reprende

Mi padre tenía una frase que la usaba muy frecuentemente, un dicho popular que dice: «No gastes pólvora en gallinazo». El gallinazo es un ave de rapiña de color negro de buen tamaño que vive en bandadas y que se alimenta de carroña, por lo que lo hace un ave sin valor para el cazador. Y la idea detrás de este dicho es que no se debería desperdiciar la pólvora en algo sin valor, antes, guardarlo para algo de provecho.

¿Cómo son las personas estafadoras?

¿Cómo se sentiría usted si fuese el rey de esta historia? Nadie quiere ser engañado o estafado porque genera gran indignación, y más cuando detrás de ese engaño hubo una gran pérdida.

Cuatro motivaciones para vencer la pereza

La pereza es la madre de la pobreza y escasez, y si es eso lo que desea, entonces ya sabe que hacer; pero si quiere realmente un futuro próspero y tener una vida de provecho no permita que la pereza se enseñoree en usted.

¿Cómo evitar problemas por ayudar a otros?

El actuar con prudencia y decir que no al favor que nos solicitan no es actuar de mala fe, es evitar que nosotros suframos perjuicio en algo que podía evitarse.

Cuídate de la impureza sensual

El pasaje en Proverbios nos recuerda lo peligroso que son los labios de una mujer que puede arrastrar a un hombre al pecado (v. 3-5), su vida, por estar guida por la sensualidad, es inestable (v. 6). Cuando una persona se entrega a la lujuria, entonces pierde la fuerza para la toma de decisiones, lo que generalmente puede llevarle a pérdidas aún mayores (v. 7-11; Comp. Jue. 16:4-22). Pero este problema no está afectando solo a los hombres, también a las mujeres hoy en día, y en un elevado grado.

¿Estás prestando atención al camino de tu vida?

La llamada de atención a que estemos siempre atentos en nuestras vidas es frecuente en las Escrituras (v. 20-22; Comp. Is. 28:14; Lc. 8:18; 1 Co. 10:12). En este pasaje, la Biblia nos habla de varias cosas que debemos cuidar, acciones que tenemos que considerar seriamente para que no nos hagamos daño o no nos apartemos hacia el pecado.