¿Desperdicio o adoración?

La verdadera entrega no tendrá límites, pero el egoísmo y falta de sentido de adoración sincero limitará los esfuerzos dignos hacia e Señor. La obra de María quedó registrada como genuina y valiosa, mientras que la percepción de Judas y los discípulos como mezquina e injusta.

Efecto resultante

La Palabra de Dios nos dice que no se buscan simples “dádivas, sino… fruto que abunde en vuestra cuenta”. Lo que el creyente da es resultado de una fuerte y sana relación con Dios, algo que es considerado como parte de su participación en el reino, es de ello que Pablo se gozaba, pues veía que los creyentes en Filipos estaban madurando al participar en el reino a través de las ofrendas.

Cómo atrapar a un mono

Dios quiere que confiemos en Él, que aprendamos que es nuestro Jehová-Jireh (Dios proveedor – Gn 22:14). Dios promete no desampararnos, ni dejarnos; sino que suplirá de acuerdo a nuestras necesidades en el momento exacto. Nuestra fe en Dios va a ser nuestra fuente de contentamiento, agradecimiento, y una vida sin avaricia; “de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador” (He 13:5, 6). Con fe, confiemos en las provisiones de nuestro Dios, Él siempre suplirá nuestras necesidades.

¿Cuáles son sus intereses?

Procuremos siempre que nuestro sincero interés esté basado primero en el bien de los otros antes que en el nuestro propio.

¿Desperdicio? no, ¡buena obra!

¿Qué podría dar usted hoy que pareciera un derroche?

Amor, definido en acciones (Parte V) | MATRIMONIO y HOGAR

1 Corintios 13:4-5 “EL AMOR es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; NO HACE NADA INDEBIDO, NO BUSCA LO SUYO, no se irrita, no guarda rencor.”  El pasaje que describe al amor continúa en el versículo 5 mencionando cuatro acciones más que el amor ágapeSigue leyendo “Amor, definido en acciones (Parte V) | MATRIMONIO y HOGAR”