Matrimonio y Hogar

Gotera en casa | MATRIMONIO y HOGAR

Proverbios 27.15

Proverbios 27:15

Gotera continua en tiempo de lluvia
Y la mujer rencillosa, son semejantes.”

 

Nadie puede decir que tener una gotera en casa es algo placentero. No solamente que crea un sonido constante y fastidioso, además que causa daño.

Una gotera que se encuentra en una cueva puede afectar o destruir piedras porosas grandes que se hallan en el interior. Estas piedras con el tiempo comienzan a presentar el desgaste que se produce a causa de la caída constante de gotas, y puede inclusive ocasionar una fractura en la misma piedra. Si la gotera se produce en medio de una sala con piso alfombrado o de madera, ésta puede ocasionar daño que arruina el piso y lo que está alrededor. Se puede imaginar el daño que puede ocasionar esa gotera si no se repara en un tiempo de lluvia constante.

La persona rencillosa es alguien que riña o pelea con otras personas y que puede dejar algún resentimiento, rencor o “encono” en las otras personas. El encono es un sentimiento de odio o enemistad muy arraigados contra una persona, es decir un rencor profundo y destructivo. Esto es lo que puede provocar una persona que constantemente está peleando o riñendo.

En forma general, y por naturaleza, la mujer es más propensa a las peleas en comparación con el hombre, aunque el hombre no está exento de este mal. Imagine si esta naturaleza rencillosa es como la gotera en tiempo de lluvia, cuánto daño puede ocasionar en las vidas de quienes rodean esta actitud destructiva; puede provocar mucho encono que merma o destruye las relaciones en la pareja y en la familia.

Comúnmente la persona rencillosa no puede controlar la ira ante un descontento, y más cuando las cosas no cambian después de ser señaladas a la otra persona que está actuando mal (Pr 15:18).

La Biblia nos dice que es mejor vivir “en un rincón del terrado”, que vivir en compañía de una “mujer rencillosa” en una casa muy grande y espaciosa (Pr 25:24). También dice que mejor es vivir “en tierra desierta que con la mujer rencillosa e iracunda” (Pr 21:19).

Si usted, su pareja, o alguien en su familia es iracundo, quiere decir que tienen una “gotera” en casa que va a destruir las relaciones con las demás dejando huellas profundas, al punto que puede fracturar las relaciones.

Si es usted esa persona, debe aprender a trabajar esa ira con mansedumbre, humildad, perdón y amor. Debe orar para que Dios le ayude a manejar la ira mientras aprende a convivir en armonía con quienes le rodean. La obra del Espíritu Santo en su vida será vital para que pueda actuar apropiadamente (Gá 5:22, 23), pero para que ello se dé, debe estar en una constante relación con el Señor (Ef 5:18).

Nadie en casa necesita tal “gotera”, trabajemos juntos en el hogar para dar reparo a tan destructivo defecto.

 

«Señor, ayúdame a evitar a ser yo la persona rencillosa en casa»

 

Proverbios 10:12

“El odio despierta rencillas;
Pero el amor cubrirá todas las faltas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s