2017

Fidelidad recompensada | Un rayo de SABIDURÍA

proverbios-27-18-anexo

Fidelidad recompensada.

 

Proverbios 27:18

Quien cuida la higuera comerá su fruto, Y el que mira por los intereses de su señor, tendrá honra.”

 

Un señor comenzó a trabajar como empleado en una granja ganadera de producción de leche junto a su esposa. Con el tiempo llegó a ser supervisor de tal granja y a incrementar la producción de la misma al doble. Un día, cansado de su trabajo decidió dejarlo e iniciar algo nuevo; para cuando llegó el día de su renuncia su jefe le pidió que se quedara trabajando, pero ya no como supervisor, sino como administrador y dueño del 25% de la empresa. Actualmente ha quintuplicado la producción inicial de la granja y es dueño de la cuarta parte de ella.

La honestidad y el cuidado de los bienes ajenos son características que van desapareciendo más y más en las sociedades. La corrupción, la deshonestidad, y la búsqueda de nuestros propios intereses egoístas nos han alejado del buen comportamiento con los demás.

Un conductor de camiones reclamaba un día porque la empresa para la cual trabaja había colocado cámaras de video de control satelital para supervisar el debido uso de los camiones y una conducción apropiada mientras están en las rutas. Asegurando enfáticamente que esto iba en contra de su propia privacidad este conductor reclamaba que ya le habían “quitado su intimidad” al hacer esto. Se había olvidado que trabajaba para alguien durante ese tiempo de conducción y que no es más su propio tiempo personal, sino de la empresa. Con su actitud el conductor daba a entender que el tiempo que trabajaba para la empresa era de su propia consideración, y que lo que hacía o no con él era parte de lo que deseaba hacer, y que la empresa no debía intervenir en ello.

¿Cómo vemos nosotros el tiempo que trabajamos para otros? ¿Somos responsables de las tareas que nos han asignado y las desarrollamos de la mejor forma como si fuera para nosotros mismos?

La responsabilidad, la diligencia, y la honestidad en el trabajo son características casi extintas.

Si analizamos apropiadamente el pasaje, veremos que siempre será bueno actuar con diligencia y honestidad. Su trabajo tarde o temprano será agradecido y recompensando. Los beneficios que podrían darse por su trabajo honesto siempre traerá dividendos para usted y los demás. Sobre todo, Dios será el primero en ver con agrado su fidelidad y cuidado de lo que le ha sido encomendado.

Trabajemos con empeño en la tarea que nos haya sido dada, seamos honestos y busquemos dar lo mejor para poder lograr lo mejor. La diligencia es muestra de amor y agradecimiento a Dios y para quienes trabajamos.

 

La diligencia alcanza alguna recompensa, aun para el siervo humilde.”Jamieson, R.

 

Lucas 16:10

“El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s