Intencionalmente en Su Palabra

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Nehemías 7:73 – 8:8

“… Venido el mes séptimo, los hijos de Israel estaban en sus ciudades; y se juntó todo el pueblo como un solo hombre en la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, y dijeron a Esdras el escriba que trajese el libro de la ley de Moisés, la cual Jehová había dado a Israel. Y el sacerdote Esdras trajo la ley delante de la congregación, así de hombres como de mujeres y de todos los que podían entender, el primer día del mes séptimo. Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y de todos los que podían entender; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley. Y el escriba Esdras estaba sobre un púlpito de madera que habían hecho para ello, y junto a él estaban Matatías, Sema, Anías, Urías, Hilcías y Maasías a su mano derecha; y a su mano izquierda, Pedaías, Misael, Malquías, Hasum, Hasbadana, Zacarías y Mesulam. Abrió, pues, Esdras el libro a ojos de todo el pueblo, porque estaba más alto que todo el pueblo; y cuando lo abrió, todo el pueblo estuvo atento. Bendijo entonces Esdras a Jehová, Dios grande. Y todo el pueblo respondió: ¡Amén! ¡Amén! alzando sus manos; y se humillaron y adoraron a Jehová inclinados a tierra. Y los levitas Jesúa, Bani, Serebías, Jamín, Acub, Sabetai, Hodías, Maasías, Kelita, Azarías, Jozabed, Hanán y Pelaía, hacían entender al pueblo la ley; y el pueblo estaba atento en su lugar. Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura.”

  1. Poco a poco la vida del pueblo de Judá estaba recobrando vida, y la ciudad estaba adquiriendo confianza, pero faltaba algo que encendería por completo un despertar espiritual después de décadas de frialdad: Necesitaban de la Palabra de Dios.
  2. Todo el pueblo se junta para escuchar la Palabra, y para ello preparan un escenario adecuado para poder escuchar sin interrupciones la lectura; levantan un púlpito de madera que sobresalía del piso para que todos escuchen con claridad.
  3. Mientras el pueblo se prestaba a escuchar, Esdras levanta una oración de adoración, en la cual todos se postran humillados reconociendo a Dios.
  4. Los levitas que acompañaban Esdras en la lectura explicaban al pueblo lo que se leía para que ellos lo entendiesen.


Todo el pueblo estaba ya establecido en sus casas, pero faltaba volver a la comunión espiritual con Dios. Si bien, Nehemías mantenía una relación íntima con Dios, el pueblo aún estaba necesitado de la enseñanza para que los cambios dados sean permanentes. Habían pasado muchos años sin una vida espiritual vibrante, habían estado muy alejados de Dios, y solo la Palabra podía reavivar al pueblo. (He. 4:12)

Lo que produjo un avivamiento nacido del aprendizaje fue que:

  • Tuvieron ánimo pronto de aprender: Todos se reunieron para escuchar a Esdras.
  • Sacaron tiempo para escuchar: Desde muy temprano en la mañana hasta el mediodía, todos estaban atentos a la enseñanza.
  • Pusieron toda su atención: No solo que se sentaron a oír, sino que estaban atentos a todo lo que se decía, ponían todos sus sentidos a la lectura.

El resultado de esta actitud conjunta fue un avivamiento grande en la vida del pueblo.

¿Cuál es nuestra actitud cuando nosotros vamos a la Palabra de Dios? ¿Leemos simplemente con el propósito de cumplir un requisito, o ponemos mucha atención a lo que leemos para que la Biblia nos transforme? ¿Se produce adoración antes y después de la lectura de las Escrituras, o solo cerramos las páginas y seguimos nuestra cotidiana vida?

No hagamos de la lectura de la Biblia un hábito frío en nosotros, pongamos nuestro corazón y mente en esta actividad si queremos que nuestras vidas sean avivadas por la Palabra de vida.


«La intención con la que se lee la Biblia se reflejará en la manera como respondemos a Su enseñanza»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcast


Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: