“Montaña Rusa”

Cuando aprendemos a confiar en Dios hallaremos la verdadera bienaventuranza de llegar a ser como «árbol plantando junto a las aguas” de la presencia, providencia, protección y guía del Señor.