Política “Anticorrupción”

La honestidad no solamente es necesaria en nuestra sociedad actual, sino que es exigida y esperada por Dios.