2017

Estaban buscando al “Panadero”

Juan 6.35 Anexo

Juan 6:26-27, 31-34

“Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre. […] Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer. Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. Le dijeron: Señor, danos siempre este pan.”

 

El pueblo había sido alimentado por Jesucristo a través del milagro de la multiplicación de los panes y los peces; cinco mil varones, sin contar mujeres y niños (Jn 6:1-14). Al ver las intenciones de ellos que deseaban hacerlo rey porque les dio de comer, decidió apartarse para evitar que lo tomaran como tal, pues el propósito de Cristo era morir en la cruz (Jn 6.15).

Jesucristo envió a sus discípulos que cruzaran en una barca al otro lado del mar mientras que “él despedía a la multitud” (Mt 14:22). En la noche cruzó el mar caminando sobre las aguas y alcanza a sus discípulos que batallaban en el mar, e inmediatamente calmada la tormenta, llegaron a Capernaum (Jn 6:16-21). Pero la gente que quedó atrás quería más de Jesús, así que apenas se enteraron que el Señor había cruzado, emprenden el viaje para alcanzarlo (Jn 6:22-24).

Cuando lo encuentran, el Señor les expresa una aseveración muy clara y fuerte: “De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.” (Jn 6:26) Ellos lo buscaron, no porque realmente querían estar con Jesucristo y escucharle más de sus enseñanzas, sino porque buscaban al “Panadero” para que saciara su estómago.

¿Qué es lo que sacia su vida en este momento? ¿Cuál cree usted que puede ser la aseveración que Jesucristo diría en cuanto a las razones por las que usted se acerca a Dios? Muchas veces podemos estar buscando a Dios, pero las motivaciones sinceras no ser las adecuadas. Si bien Jesucristo suple nuestras necesidades básicas, y eso lo mostró al alimentar a esa multitud, Su mayor anhelo no es llenar nuestras alacenas de comida y nuestro closet de ropa, el mayor deseo de Jesús es que lo busquemos apropiadamente para llenar nuestras vidas de nuestras más grandes necesidades, las espirituales.

Juan 6.35 Color

La multitud lo buscó como el Ser que llenaría su estómago, pero Jesucristo quería llenar sus vidas con el conocimiento de Él mismo. No quería ser el panadero, sino que quería que lo vean como el Pan de Vida (Jn 6:35). El enfoque es el Sujeto de nuestra búsqueda.

La búsqueda de cosas materiales llena nuestras vidas temporalmente, pero Jesús quiere llenarla de cosas espirituales y eternas.

 

«Jesucristo, solo en Ti encuentra mi ser lo que realmente más necesito»

 

Juan 6:35

“Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s