La certeza de Su Palabra

Haga clic en la imagen de arriba para que pueda mirar la lección en video

Marcos 13:1-2

“Saliendo Jesús del templo, le dijo uno de sus discípulos: Maestro, mira qué piedras, y qué edificios. Jesús, respondiendo, le dijo: ¿Ves estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra, que no sea derribada.”

  1. Uno de los discípulos trató de llamar la atención ante la magnificencia del templo, pero no recibió la respuesta esperada del Señor.
  2. Jesucristo predice que todo lo que se veía en ese momento sería destruido, lo que sucedió cerca de 40 años más tarde. En el año 70 después de Cristo, Jerusalén fue destruida por el ejército romano a cargo de Tito. Lo que dio cumplimiento a lo dicho por Jesús.
  3. Ese cumplimiento nos muestra la confianza que podemos tener, no solo a las profecías dichas por el Señor, si no, sobre todo, por las promesas que nos da de perdón, vida eterna y gloria venidera.

Los discípulos tuvieron que sentirse muy tristes al escuchar estas palabras del Señor. Todo lo conocido por ellos en cuanto a la imponencia del edificio sería reducida a escombros, especialmente porque el templo reconstruido por Herodes era mucho más grande que el construido anteriormente por Zorobabel después de la repatriación de Babilonia. La remodelación se realizó en varios años.

La edificación pudo haber sido imponente por fuera, pero estaba fría y vacía espiritualmente por dentro. Todo lo que sucedía en su interior no tenía significado. Los líderes y el pueblo se habían alejado de Dios, haciendo que el vacío sea aún mayor dentro de sus corazones.

Además, esto nos recuerda que el hombre se puede afanar o sorprender por las cosas temporales de nuestra vida, y distraernos mucho; pero las cosas eternas realmente son las que nos deben importar más.

Otra lección que podemos obtener es que las consecuencias de la desobediencia siempre pueden ser devastadoras. El pueblo judío había abandonado a Dios, y rechazado y crucificado a Cristo, la consecuencia de ello era al abandono de Dios a Su pueblo, y el instante de llamar a los gentiles para edificar la Iglesia de Cristo, haciendo a un lado los planes de Dios para Su pueblo, hasta el cumplimiento del tiempo. La gloria de Dios ya no se manifestó más en medio de Israel.

Estos dos versículos nos enseñan que la obediencia es importante, que debemos mantener el enfoque en lo eterno, y que lo temporal y vano pasará sin mucho valor irremediablemente. Lecciones prácticas que son válidas para nuestros días.

Pero la lección más valiosa que podemos obtener de este relato es la certeza que podemos tener en la Palabra de Dios. Es infalible, inerrante, confiable, segura. Todo lo dicho por Dios se ha cumplido, y podemos tener la seguridad que todo lo que falta se cumplirá. Confiar en la Biblia es nuestra mayor seguridad para hoy y el mañana.



«Todo lo dicho por Dios se ha cumplido hasta hoy, y lo dicho para el futuro seguro se cumplirá. Podemos confiar en la Palabra dada de Dios con plena certeza»

Ministerio UMCD

Siga nuestros Podcast

Publicado por Ministerio UMCD | Un Momento Con Dios

Reflexiones Cristianas. Salmos 1:2 "Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: