¡Cuidado con la mala doctrina!

¡Cuidado con la mala doctrina!   1 Timoteo 1:3-8 “Como te rogué que te quedases en Éfeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargoSigue leyendo «¡Cuidado con la mala doctrina!»