Advertencia en contra de los maestros

La enseñanza de la Palabra de Dios es un privilegio que pocos tienen, pero tiene una responsabilidad muy grande. El uso inapropiado del conocimiento de la verdad puede traer juicio delante de Dios (Mr. 12:40; Stg. 3:1).

Actuando con responsabilidad (Parte “II”)

Para lograr una vida santa debemos tomar decisiones radicales. El coquetear con aquellas puertas al pecado debilita nuestro caminar con el Señor, ya que nuestra “carne es débil” (Mt. 26:41). Antes, deberíamos huir de ello (1 Ti. 6:11; 2 Ti. 2:22).

Actuando con responsabilidad (Parte “I”)

Cuando Jesucristo se refiere a “uno de estos pequeñitos que creen en mí”, está hablando de nuevos creyentes, personas que recién están conociendo de Él, y que pueden ser provocados a pecar por el mal comportamiento de creyentes maduros o que ya tienen tiempo de haber nacido de nuevo, y que por su mala conducta hacen que pequen esos “pequeñitos”.

Sintonizando a nuestro gusto

Cada uno tenemos la posibilidad de ‘sintonizar’ lo que deseamos, pero al final, será nuestra responsabilidad ante Dios analizar bien lo que escuchamos o predicamos de Su Palabra. ¿Qué ‘emisora espiritual’ estamos escuchando hoy?

Principios para el Líder VI – CUIDADO PASTORAL

Si hay algo que se debe velar por quienes están bajo nuestro liderazgo es su vida espiritual.

Principios para el Líder I – RESPONSABILIDAD

Todos somos responsables de nuestros actos, sean por influencia de otros o no, somos nosotros quienes responderemos ante el Altísimo.

Si no está en la Biblia, deséchelo

¿Cuando usted escucha alguna falsa información de Dios o de la Biblia, qué es lo que hace?

¡Y ellos lo están oyendo!

Sigamos trabajando juntos en la evangelización del mundo, pues muchos si lo “oirán”, y ¡lo están haciendo ya!