“Ore por su pastor”

Muchos de nosotros no conocemos plenamente todo lo que un siervo fiel sufre por servir a Dios, pero si debemos recordar que ellos batallan diariamente en contra de sus pecados, frustraciones y sufrimientos para cuidar y alimentar del rebaño del Señor.

¿Por qué entonces tener miedo?

Si Dios le está llamando para realizar alguna tarea, solamente asegúrese que sea Él quien le está invitándolo a participar; y si es así, entonces camine con fe en pos de ese llamado celestial con confianza y valor. ¡Es de Él la obra!

Ministerio “Aposento Alto”

El servicio al Señor nunca será ignorado por Dios; y aunque los demás no lo notemos, es de gran importancia.

Es una bendición

Realmente el poder servir es un gran honor, una bendición; es extender una mano de amor para ser de bendición.

¿Qué es lo que tiene “en sus manos”?

DIOS nos ha DOTADO con Su PRESENCIA, PODER y AUTORIDAD para servirle; lo que tenemos “entre nuestras manos” sobrepasa cualquier expectativa de capacidad.