Cinco pilares del carácter

Debemos mantener presente que cada creyente debe seguir creciendo a la imagen del Señor, y siempre una exhortación con ese propósito viene bien (2 Ti. 4:2).

Efecto resultante

La Palabra de Dios nos dice que no se buscan simples “dádivas, sino… fruto que abunde en vuestra cuenta”. Lo que el creyente da es resultado de una fuerte y sana relación con Dios, algo que es considerado como parte de su participación en el reino, es de ello que Pablo se gozaba, pues veía que los creyentes en Filipos estaban madurando al participar en el reino a través de las ofrendas.

Una posibilidad universal

Las posibilidades son altas cuando se trata de ser tentados. Entendiendo que el ser tentado y el pecar son dos conceptos distintos, un creyente humilde puede mirar su propia vulnerabilidad y actuar empáticamente ante alguien que haya pecado.

Equipados para llegar

Dios nos ha capacitado, Dios nos ha prometido, Dios ha decidido cambiarnos; ahora nosotros debemos anhelarlo y trabajar en ello.

Principios para el Líder II – CONTROL BAJO PRESIÓN

Nunca olvidemos que las presiones sí llegarán, la dependencia en Dios para que nos dé sabiduría y paz mientras seguimos enfocados en el trabajo nos dará los resultados deseados.

Vamos a desarrollarlos

No hay recompensa sin sacrificio, no habrá logros sin precio, no se llegará a ser como Cristo sin determinación.

¿Cuánta luz hay en su vida hoy?

Mientras más cerca estemos de la luz de Dios más lejos estaremos de la oscuridad del pecado.

Apareje primero su carga

El proceso de restauración requiere cuidado, amor, y tiempo.