Siempre tiene propósito

Cuando Dios ha enviado Su Palabra siempre lo ha hecho con un propósito. No importa lo que el hombre piense o desee, el Señor usará Su Palabra para Sus planes eternos, y que muchas veces no tienen nada que ver con lo que el hombre espera, pero necesita.

Sintonizando a nuestro gusto

Cada uno tenemos la posibilidad de ‘sintonizar’ lo que deseamos, pero al final, será nuestra responsabilidad ante Dios analizar bien lo que escuchamos o predicamos de Su Palabra. ¿Qué ‘emisora espiritual’ estamos escuchando hoy?

NO a la Secularización

Es nuestro deber volver a la Biblia y estudiarla toda. Debemos predicar con el propósito de hablar de Dios, Su carácter y deidad; y no de exaltar al hombre, con su naturaleza caída y razonamientos vanos. Cuando hablemos de Dios, hablemos del Dios presente en toda Su Palabra, y no de un dios creado a nuestra imagen y semejanza pecaminosa.

“Cautivo” de Su Palabra

La Palabra de Dios transforma el pensamiento y el comportamiento del ser humano. Si nuestra conciencia estuviera cautiva por la Palabra de Dios, otro sería nuestro caminar.

Tiene que ser traducida

¿Y cómo van a creer si no hay una Biblia traducida en todos los idiomas y dialectos que habla el hombre?

¿Cuánta luz hay en su vida hoy?

Mientras más cerca estemos de la luz de Dios más lejos estaremos de la oscuridad del pecado.

Dios y Hombre

Jesucristo nunca negó que era Dios, al contrario, lo afirmaba, es por eso que querían matarle.

Si no está en la Biblia, deséchelo

¿Cuando usted escucha alguna falsa información de Dios o de la Biblia, qué es lo que hace?