2017

Estamos bajo Su gracia

Romanos 6.14 Anexo

Romanos 6:11-14

“Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro. No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.”

 

El 31 de octubre de 1517, en la ciudad alemana de Wittenberg, Martín Lutero clavaba sobre la puerta de la iglesia un conjunto de enunciados que transformaría la vida religiosa de muchos. Estas 95 Tesis, que iban en contra de las falsas enseñanzas que los líderes religiosos de la iglesia romana promulgaban, transformaría por completo la manera como el hombre veía, y creía alcanzar, el perdón de sus pecados, por medio de las Indulgencias. Este momento histórico, junto a otros hechos anteriores, dio inicio a lo que a lo llegó a convertirse luego en lo que hoy se conoce cómo la Reforma Protestante.

 

Pero este período no inició con Lutero y sus 95 Tesis; mil quinientos años antes, un Carpintero, Hijo de una familia sencilla de Nazaret, estaba siendo personalmente clavado sobre otro madero, esta vez sobre una Cruz, en la ciudad de Jerusalén; y sobre Él se estaba colocando el fin a la falsa enseñanza que los sacerdotes estaban tergiversando lo dicho por Dios. Se estaba trayendo a la luz la verdad de la Ley Mosaica, la redención por medio de la muerte de Cristo.

 

La necesidad que el hombre ha tenido para alcanzar el perdón de sus pecados y poder “acobijarse” bajo la presencia de Dios ha existido desde el mismo día que “el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte” (Ro 5:12). El hombre en su interior ha tratado de conseguir esa paz en la relación con Dios, y para ello ha tratado de buscar su propia manera de hallar su justificación, y por tanto su perdón.

 

En el tiempo de Jesucristo, los sacerdotes enseñaban que, para poder encontrar la justificación, y, por tanto, el poder llegar a la presencia del Creador, los hombres tenían que cumplir al pie de la letra la ley dada por Dios a Moisés; pero ellos no llegaron a entender que el propósito de la ley no era otorgar salvación al hombre, pues maldito era todo aquel que deseaba depender de la ley (Gá 3:10), ya que ella no daba salvación, sino guiaba a ella (Gá 3:23-25). La ley apuntaba a dos cosas: A mostrar al hombre cuál era su pecado (Ro 3:20), y manifestar que había un solo camino para la salvación, el sacrificio de Cristo y nuestra fe en ello (Ro 10:4).

 

De la misma manera, las indulgencias trataban de otorgarle el hombre la posibilidad de hallar salvación por medio de “un pago” para lograr “gracia” ante Dios.

 

Romanos 6.14 Color

Pablo nos recuerda que ya no vivimos “bajo la ley, sino bajo la gracia”; esto implica que la salvación le es otorgada al hombre por medio del arrepentimiento de sus pecados y la fe en Aquel que fue clavado en la Cruz por esos pecados, “porque por gracia (somos) salvos por medio de la fe; y esto no de (nosotros), pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” (Ef 2:8, 9)

 

Si es bueno recordar al movimiento de la Reforma y dar gracias a Dios por aquellos que enfrentaron tal persecución para que el hombre pueda conocer la verdad de la salvación, pero recordemos que el propósito de ello era apuntar a la obra perfecta de la Redención por medio de Cristo, y es hacia allá a dónde todo hombre debe mirar.

 

«Gracias Padre por aquellos que nos recordaron que podemos vivir bajo Tu gracia por medio de la fe en Cristo»

 

Romanos 10:4

porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s