2017

Principios para el Líder VIII – COMUNIÓN, VISIÓN, FE

 

Josué 1.17 Anexo

Josué 1:10-11, 16-18

“Y Josué mandó a los oficiales del pueblo, diciendo: Pasad por en medio del campamento y mandad al pueblo, diciendo: Preparaos comida, porque dentro de tres días pasaréis el Jordán para entrar a poseer la tierra que Jehová vuestro Dios os da en posesión. […] Entonces respondieron a Josué, diciendo: Nosotros haremos todas las cosas que nos has mandado, e iremos adondequiera que nos mandes. De la manera que obedecimos a Moisés en todas las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que Jehová tu Dios esté contigo, como estuvo con Moisés. Cualquiera que fuere rebelde a tu mandamiento, y no obedeciere a tus palabras en todas las cosas que le mandes, que muera; solamente que te esfuerces y seas valiente.”

 

El pueblo estaba listo para reiniciar la conquista de la Tierra Prometida, atrás quedaban esos cuarenta años en los cuales deambularon por el desierto a causa de su rebelión; no habían confiado en Dios para la conquista de Canaán la primera vez y por ello fueron castigados (Nm 13, 14). Moisés había muerto y ahora le tocaba a Josué tomar el liderazgo de Israel (Jos 1:1-6).

 

Josué, junto a Caleb, fueron los únicos sobrevivientes de esa fatal decisión que los llevó a caminar por el desierto por tan largo tiempo. Ellos no habían estado de acuerdo con los otros diez espías que dudaron de la guía de Dios para tomar la tierra que les pertenecía por providencia divida. Ahora Josué estaba a cargo del grupo y el pueblo aprendió la lección de una manera dolorosa.

 

Pero para Josué y el pueblo seguía siendo un reto de fe. Ellos tenían que confiar en Dios para la conquista. Dios se acercó a Su siervo y lo alienta con palabras que le dejaban saber las promesas de Su providencia, Su presencia, Su cuidado, Su guía, Su victoria (Jos 1:2-9). Ello lo alentó a Josué para que inmediatamente llamara a los “oficiales del pueblo” para que preparen todo para cruzar el Jordán, su primera prueba de confianza (Jos 1:10-11).

 

El pueblo responde el pedido de su líder con una demanda apropiada que les ayudaría a confiar en Josué, ellos le dicen que harán todo lo que les mande, solamente querían estar seguros de que Dios estaría con él en todo. ¿Qué implicaba esta demanda? El pueblo quería estar seguro que Dios sería quien le daría instrucciones de qué y cómo hacer durante la conquista; implicaría que el líder para ello necesitaría estar en íntima comunión con Dios; e implicaría que las instrucciones serían seguidas por ellos a medida que Josué obtenía la visión de Dios tal cual era dada para seguir bajo el cuidado de Dios. Josué requería de comunión, visión y fe. Debía escuchar, debía entender, debía confiar la guía de Dios.

Josué 1.17 Color

Un buen líder requiere de Dios para saber que decisiones tomar. Para lograrlo debe aprender a estar en comunión con Dios diariamente, pues solamente así escuchará la guía del Señor. Es en esa íntima relación es en donde Dios guía a su hijo para que pueda tomar las decisiones correctas. Pero también en esa personal comunión es en donde el hijo de Dios llega a desarrollar la fe que le ayudará a confiar en la guía de Dios.

 

¿Quiere saber que hacer en su puesto de liderazgo? Usted será de bendición para los suyos cuando aprenda a vivir en íntima dependencia y confianza junto a Quién le ha encomendado tal tarea.

 

«Tomar decisiones sin consular a Dios es tu peor decisión» – Anónimo

 

Proverbios 11:14

“Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s