A pesar de Su grandeza

Cada uno de nosotros tenemos la increíble oportunidad de disfrutar de la presencia de Dios en nuestras vidas, lo que Él requiere es que seamos humildes y obedientes.