2017

Ahora tenemos acceso (VIDA DE ORACIÓN X)

Lucas 1.13 Anexo

Lucas 1:8-13

“Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios según el orden de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó en suerte ofrecer el incienso, entrando en el santuario del Señor. Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso. Y se le apareció un ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Y se turbó Zacarías al verle, y le sobrecogió temor. Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.”

 

En la historia de Zacarías, la Biblia no nos dice por cuanto tiempo previo él había estado orando por un hijo; pero si nos aclara que el ángel se le presenta a la misma hora del ofrecimiento del incienso a darle la noticia que Dios había escuchado la oración, y por medio de su mujer nacería Juan el Bautista.

 

Esta historia tiene varias particularidades que debemos mirar:

 

EL LUGAR DE LA ORACIÓN: En el Antiguo Testamento, y hasta la Primera Venida de Cristo y su muerte, el lugar donde el pueblo se reunía a pedir a Dios era, primero el Tabernáculo, y después el Templo, donde se encontraba el Altar de Incienso dentro del Lugar Santo (Ex 30:6-8), separado del Lugar Santísimo por un velo (Ex 26:33-35). Era ahí donde Dios se encontraría con los sacerdotes.

 

EL INCIENSO o LA ORACIÓN: El incienso representaba las oraciones, por eso que en la mañana y en la tarde, cuando se quemaba el incienso, las personas se presentaban para orar (Sal 141:2; Lc 1:10; Ap 5:8; 8:3).

 

LA PERSONA QUE HACIA LA ORACIÓN: En el Antiguo Testamento, e igual, hasta la muerte de Cristo, era el sacerdote descendiente de la familia de Aarón el encargado de hacer la oración por el pueblo y quemar el incienso. Zacarías era hijo de Abías (Lc 1:5), y éste, descendiente de Aarón (1 Cr 24:1, 10).

 

EL TIEMPO DE LA RESPUESTA A LA ORACIÓN: Zacarías era uno de los cientos de hijos de Aarón que estaban ministrando en ese tiempo. Era su turno de ir y quemar el incienso, posiblemente el único en su vida por el gran número de sacerdotes que había (Lc 1:8, 9), y no fue hasta ese privilegiado día que Dios respondió a su petición.

 

LA SORPRENDIDA REACCIÓN A LA RESPUESTA: Fue algo inesperado para Zacarías por la edad de ambos y por la condición física de su mujer, pues era estéril (Lc 1:7). Por eso su respuesta de asombro e incredulidad hizo que Dios lo castigara enmudeciéndolo temporalmente (Lc 1:20).

 

Ahora para nosotros en esta época, después de la muerte de Cristo, las cosas cambiaron a nuestro favor en gran manera. Ya no necesitamos ir a un lugar especial para orar, puesto que el mismo instante de la muerte de Jesús, “el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo” (Mr 15:37, 38), abriendo la oportunidad al creyente en Cristo a entrar a la misma presencia de Dios a orar “en plena certidumbre de fe” (He 10:19-23).

Lucas 1.13 Color

Antes se necesitaba de un sacerdote para que interceda por nosotros, y más por nuestros pecados; ahora Cristo, nuestro Sumo Sacerdote según la orden de Melquisedec, está a la derecha del Padre intercediendo por todos aquellos que han puesto su fe en Él (He 10:21; 5:14-16; 7:1-3, 11-19).

 

Así que nuestra oración tiene otro matiz. Podemos confiar en que Dios escucha nuestras peticiones. Es por medio del Nombre de Jesús que podemos pedir confiadamente, solamente tenemos que esperar con fe a que el Señor responda en Su tiempo, a Su manera, y acuerdo a Su soberana y buena voluntad.

 

«Señor, gracias te damos que por la fe en Cristo tenemos acceso directo a Tu presencia para presentarte nuestras oraciones»

 

Hebreos 10:19, 22

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo. […] acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s